Publicidad

María del Mar Bermúdez, la madre de la joven Sandra Palo, asesinada en 2003, ha denunciado que han vuelto a romper la placa del monolito en recuerdo de su hija, que se inauguró en 2019 en el parque Castilla-La Mancha de Getafe, junto al barrio de Las Margaritas donde residía con su familia cuando fue asesinada en 2003.

A través de las redes sociales, Bermúdez ha declarado que los hechos se registraron el día 3 de este mes en los que se traduce como «la octava vez que la rompen con saña», y ha agregado que también se habían plantado unas flores junto al monolito «y las han pisoteado».

Publicidad

La madre de Sandra Palo se ha preguntado si se puede ser «más cruel», destruyendo «algo tan bonito como fue su homenaje hecho con tanto cariño», por lo que ha pedido colaboración a los vecinos para que pongan en conocimiento de la Policía cualquier información al respecto.

Las flores pisoteadas junto a la placa.

Inauguración

El monolito, que se inauguró el 19 de enero de 2019 con la asistencia del entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, y la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, tiene una placa en la que se puede leer ‘Para que ni la mayor de las sombras apague nunca tu sonrisa’, junto a una fotografía de Sandra Palo.

Desde entonces ha sido arrancada o cubierta de pintura, por lo que la alcaldesa Sara Hernández aseguró en su día que el Ayuntamiento volvería a reponerla «cuantas veces haga falta».

Publicidad

El 17 de mayo de 2003, cuando regresaba a su casa en Getafe, Sandra Palo fue secuestrada, violada y asesinada, a los 22 años de edad, en un descampado de Leganés, donde apareció su cuerpo carbonizado

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.