Un fleco ‘legal’ y técnico impide al Ayuntamiento de Getafe sancionar a la fundición Corrugados por el exceso de ruido generado, lo que deja en situación de «indefensión» a los vecinos de Los Molinos y Camino Viejo de Pinto, quienes deben soportar la contaminación acústica que provoca la factoría incluso de madrugada.

El Ayuntamiento ha remitido a la consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid un «informe jurídico» -aprobado por la Junta de Gobierno- donde se concluye tanto la situación de indefensión de los ciudadanos como la incapacidad de la Administración local para poder actuar, debido a que «carece de herramientas».

La clave del contencioso reside en la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que le concedió la Comunidad de Madrid a la empresa, y que está «incompleta», según han advertido los servicios jurídicos municipales.

«La AAI -esgrimen desde el Ayuntamiento- es competencia de la Comunidad de Madrid, quien la concede y vigila por su cumplimiento, siendo la norma que permite a Corrugados realizar su actividad. Sin embargo -objeta-, el Ayuntamiento ha constatado legalmente que ésta se concedió de forma incompleta, puesto que no contempla las molestias por ruido en zona residencial, cuya competencia se había señalado erróneamente al Ayuntamiento».

De esta forma, la Junta de Gobierno ha concluido que la Autorización «está incompleta» y que la consejería de Medio Ambiente «debe modificarla de oficio».

«Posteriormente -continúa-, deberá aplicar las correspondientes sanciones por ruido que se han constatado, especialmente en Camino Viejo de Pinto en el barrio de Juan de la Cierva, así como los innumerables incumplimientos en ámbitos como el medio atmosférico, el suelo y el medio hídrico, que afectan también en mayor o menor medida a la zonas residenciales».

La fundición emitiendo humos (Foto: Plataforma de Afectados por Corrugados)

Getafe pide más restricciones

La Junta de Gobierno ha solicitado, a la vista del informe, que la nueva AAI refleje «una restricción más sólida en aspectos como el ruido, olores y emisiones difusas«, tanto en suelo industrial como residencial. La AAI es de carácter integral y global, por lo que, según los estudios previos, «no se puede dejar fuera de ella ningún aspecto como se ha hecho hasta ahora».

Fuentes municipales han recordado que el Ayuntamiento viene alegando desde 2008 contra esta AAI, y que en 2014 solicitó incluir en la AAI «los problemas de ruido en zonas residenciales».

«La empresa incumple sistemáticamente las condiciones establecidos en su AAI, ya sea en emisiones a la atmósfera, aguas, vertidos, como en la ejecución de las medidas establecidas en el Plan de Minimización de Ruido», esgrimen las mismas fuentes. Así lo indican los numerosos expedientes abiertos a la empresa por parte de la Comunidad de Madrid, y que, a día de hoy, «tras más de cinco años, se encuentran sin resolver».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.