Los sindicatos UGT, CC OO y la Asociación de Familias de Alumnos y Alumnas (AFA) del colegio Miguel Hernández de Getafe han convocado una huelga en el centro escolar el próximo 27 de mayo para reivindicar los recursos necesarios para atender a la diversidad.

Apoyados por la Plataforma por la escuela pública de Getafe, los organizadores han pedido a las familias que acudan a las 9:00 horas al colegio, pero sin acceder al mismo, ya que se leerá un manifiesto y se realizarán actividades para los niños, así como una comida conjunta a las 13 horas, dando por finalizada la jornada reivindicativa a las 16.30 horas.

Publicidad

La secretaria general de Enseñanza en CCOO Madrid, Isabel Galvín, ha manifestado que esta huelga de familias y docentes en el CEIP Miguel Hernández responde a «una causa tan digna como que se atiendan las necesidades especiales del alumnado».

«Ya se consiguió un orientador extra gracias a la movilización, pero siguen faltando recursos para atención a la diversidad», ha destacado Galvín en relación al orientador que se incorporó al colegio el pasado 25 de abril, tras protagonizar un encierro las familias el día 1 de ese mes.

Abrazo colectivo al colegio

Desde AFA del CEIP Miguel Hernández han recordado que el pasado 6 de mayo realizaron otro acto reivindicativo que consistió en un abrazo colectivo al colegio «por lo conseguido y por lo que queda por conseguir, y para que a 30 de junio todos los peques estén valorados y se incorpore al menos un técnico especializado en conducta».

Los afectados han señalado que hay 31 niños que necesitan valoración, a los que se suman otros 8 a la espera de la intervención de un técnico especializado en conducta.

Además, han afirmado que este colegio «cuenta con mayor número de alumnado con dificultades de aprendizaje que otros centros, con lo que lógicamente necesita más profesionales que se ocupen de atender adecuadamente a la diversidad».

Fuentes de la Consejería de Educación indicaron que el CEIP Miguel Hernández de Getafe cuenta con el orientador y los técnicos de integración social «que le corresponden según las necesidades del centro».

En las reclamaciones, los padres organizaron un encierro en las instalaciones del centro el pasado abril en el que participaron unas 400 personas. La movilización estaba motivada, según los convocantes, por la negativa de la consejería de Educación a dotar de «personal suficiente» al centro para atender las necesidades educativas del alumno. El centro había reivindicado la necesidad, como mínimo, de dos orientadores a tiempo completo en el centro, así como la de dos técnicos de integración social para atender los casos de dificultades de conducta.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.