Las obras de construcción del nuevo polideportivo y complejo acuático de San Isidro avanzan en plazo con una de las operaciones más delicadas y de precisión de todo el proyecto: la colocación de las vigas y la cubierta del centro.

En estos momentos, los responsables de las obras están llevando a cabo la colocación de los pórticos estructurales de vigas de celosía de gran luz. Se trata de 7 vigas de 36 metros, para cubrir posteriormente la sala de baños y piscina del nuevo centro acuático. «Una vez instalados los pórticos, se procederá a la instalación de la cubierta», han precisado fuentes municipales.

Además, las obras avanzan en otras estancias como el área de acceso, recepción y administración, así como en las salas polivalentes y los vestuarios destinados a grupos infantiles, adultos y familias, donde «se continúa trabajando en la tabiquería e instalaciones de elementos».

La colocación de las vigas de 36 metros de largo.

En esta primera fase del proyecto está prevista la puesta en marcha de una piscina de uso terapéutico, varias salas multiusos para impartir actividades y talleres como la Oferta Física de Adultos.

La segunda fase, en redacción

Paralelamente, el Ayuntamiento trabaja en la segunda fase del polideportivo San Isidro cuyo proyecto se encuentra en fase de redacción. Este paso del proyecto contempla entre otros aspectos dos campos de fútbol, gradas deportivas y nuevas salas multiusos, además de la conexión de la instalación deportiva con el parque de San Isidro. 

El pasado mes de julio, la Junta de Gobierno local aprobó los pliegos de cláusulas administrativas particulares del procedimiento negociado sin publicidad para llevar a cabo la ejecución de la ‘Continuación de las obras de construcción del nuevo Centro Acuático e Instalaciones Deportivas Complementarias’.

En este sentido, se autorizó un gasto de 4.994.769 euros (IVA incluido) para estos trabajos. El montante se cargará a varias partidas presupuestarias e incluye un reparto de anualidades de 476.175 euros para este año y 4.518.593 euros para 2022.

Según los documentos, las obras tenían un plazo de ejecución de 11 meses contados a partir del día siguiente de la firma del acta de comprobación del replanteo.

El polideportivo de San Isidro fue derruido en 2017 y el proyecto contemplaba la construcción de un nuevo centro deportivo y acuático que, no obstante, ha sufrido retrasos por disolución de la empresa adjudicataria, lo que forzó al Ayuntamiento a recuperar el contrato de obras de la primera adjudicación (4,3 millones).

El Gobierno local ha previsto para este año una inversión de 15.500.000 de euros para la mejora de las infraestructuras deportivas y la creación de nuevos espacios. Esta misma semana Getafe recogía en Turín oficialmente su título como Ciudad Europea del Deporte 2022, que se basa entre otros aspectos como la participación, en la calidad de sus instalaciones.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Me parece un proyecto genial para poder hacer natación, un deporte de bajo impacto y grandes beneficios muchas gracias al ayuntamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.