Publicidad

Las obras de remodelación de la carretera al cementerio de Getafe, que utilizan centenares de personas para hacer deporte, comenzarán a partir del mes de mayo después de que la Junta de Gobierno local haya aprobado la adjudicación de estos trabajos.

Los trabajos que cuentan con una previsión de 8 meses de ejecución para renovar una de las vías de ocio saludable más importantes de la ciudad. El proyecto permitirá ganar unos 8.400 metros cuadrados a la actual delimitación con la pista de aterrizaje y despegue de la Base Aérea.

Publicidad

Tras las obras, la carretera tendrá doble circulación de vehículos -actualmente tan solo tiene un sentido-, así como aceras ampliadas para mejorar la movilidad y la accesibilidad de peatones. En el entorno se habilitará una nueva área biosaludable para hacer deporte, y contará con un novedoso carril para correr al aire libre.

La alcaldesa, Sara Hernández, ha manifestado que «esta obra junto al polideportivo de San Isidro que también avanza a buen ritmo, supone una mejora sustancial para la práctica del deporte y el ocio activo en los barrios de Centro, San Isidro y La Alhóndiga, en ese objetivo que nos hemos marcado de un futuro más saludable y moderno para Getafe».

Además se va a renovar todo el alumbrado público, se mejorarán las zonas verdes y su
riego, se incluirá un nuevo sistema de saneamiento, y se colocará nuevo mobiliario urbano como bancos, papeleras, fuentes y pérgolas.

Nuevos espacios para perros

La nueva Carretera del Cementerio supondrá también la llegada de la primera área canina del barrio de San Isidro, con características similares a las actuales, y que estará
ubicada tras el paso elevado de la M-406 junto a la pista de la base aérea. Además, la delegación de Mantenimiento ya ha habilitado una nueva zona de esparcimiento, para poder soltar a los perros en un entorno controlado, al final del Paseo Alonso de Mendoza, también en el mismo eje de actuación.

Estas actuaciones son posibles gracias a las interacciones directas que ha tenido la alcaldesa con vecinos de la zona en sus visitas a los barrios.

De esta forma, los vecinos de La Alhóndiga podrán dar continuidad de forma más accesible al paseo Alonso de Mendoza, así como los vecinos de San Isidro y Centro a través de la calle Toledo, que ya contempla los avances del nuevo centro acuático y las salas polivalentes del Polideportivo de San Isidro. La alcaldesa anunció que el presupuesto de 2022 incluiría las partidas para llevar a cabo las inversiones.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.