Publicidad

El Ayuntamiento de Getafe rendirá este martes, a las 11.00 horas, un homenaje a Miguel Ángel Blanco en la calle que lleva su nombre con motivo del XXV aniversario de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA.

El último homenaje fue en 2017 cuando se cumplieron 20 años, a través de una ofrenda floral también en la calle Miguel Ángel Blanco, donde la alcaldesa, Sara Hernandez, destacó que su secuestro y «vil asesinato nos unió para hacernos más libres a todos los que conformamos la sociedad española».

Publicidad

Según Sara Hernández, el «movimiento cívico y espontáneo denominado espíritu de Ermua supuso un punto de inflexión en la percepción que la sociedad española tenía de la actitud de la sociedad vasca ante ETA, y nació una nueva conciencia ante el terrorismo».

En 1997, el Pleno en sesión extraordinaria aprobó por unanimidad dar el nombre de Miguel Ángel Blanco a una de las nuevas calles céntricas de Getafe, situada entre las calles Toledo y Paular, y un año después de su asesinato, el 12 de julio de 1998, acogió el primer acto de homenaje de Getafe en su memoria.

Los pequeños, en el homenaje.

Vox no asistirá

Los dos concejales de Vox en el Ayuntamiento de Getafe han anunciado este lunes en un comunicado que no acudirán al acto porque «es necesario un acto que recuerde con honor a Miguel Ángel Blanco, y es incompatible con homenajes dirigidos por partidos que blanquean la imagen del terrorismo y equiparan el dolor y sufrimiento de las víctimas con el de sus verdugos».

«Nuestra formación se ha negado a acudir a este acto porque, aún estando a favor de que se conmemore el aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco, no podemos participar en un homenaje al que acuden aquellos que están favor del blanqueamiento de imagen de la banda terrorista ETA, pues es inadmisible que pretendan equiparar a las víctimas del terrorismo con sus verdugos», ha destacado el portavoz de Vox, José Manuel Fernández Testa.

Este homenaje se produce un días después del realizado en la sede de la Comunidad de Madrid, donde la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha remarcado que «ETA convirtió a Miguel Ángel en un símbolo para todas las familias españolas» y ha incidido en que «han pasado 25 años de la rebelión cívica y política que se produjo contra ETA y su entorno, de aquel espíritu, el de Ermua».

Ayuso ha puesto el foco en que en estos días se habla otra vez «de todo lo que el entorno de ETA está consiguiendo al ser una pieza clave que sostiene al Gobierno de Sánchez». «Poco más puede añadir a lo que estamos viendo. Solo espero que los jóvenes españoles lean y escuchen todo lo que está pasando y analicen esta deriva para concluir a dónde nos llevan», ha apuntado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.