Publicidad

A través del proyecto Frailomic, el objetivo es mejorar la capacidad de detección y predicción de la fragilidad, que es el principal factor de riesgo para el desarrollo de la discapacidad en las personas mayores

GETAFE/ 19 JUNIO 2018/ Actualmente se considera que la fragilidad es el principal elemento sobre el que pueden actuar las autoridades sanitarias para promover un envejecimiento saludable de la población, por lo que el estudio buscaba la validación de biomarcadores analíticos y parámetros clínico-antropométricos (indicadores) relacionados con el desarrollo de la fragilidad, así como desarrollar instrumentos clínicos para predecir el riesgo de padecer fragilidad.

De esta forma, se pretende mejorar su diagnóstico y el pronóstico en términos de discapacidad o eventos adversos para la salud como caídas, estancias hospitalarias prolongadas o reingresos.

Publicidad

Los hallazgos preliminares del estudio del Hospital de Getafe señalan que los profesionales sanitarios e investigadores podrán disponer en un futuro cercano de un “set” de indicadores (datos sobre el estado de la salud) que les permitirá identificar a los ancianos con riesgo de sufrir discapacidad.

Publicidad

A partir de aquí, se podrán poner en marcha tratamientos y medidas de prevención para evitar, retrasar o limitar la pérdida de funcionalidad o capacidad para realizar las tareas cotidianas como caminar, cocinar o salir a comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.