Publicidad

El programa multidisciplinar de los servicios de Farmacia y Alergología del Hospital de Getafe, para mejorar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con sospecha de alergia a los medicamentos, ha atendido ya a más de 250 pacientes desde 2019.

La alergia a un medicamento ocurre cuando el sistema inmunitario identifica erróneamente a un determinado fármaco como una sustancia dañina para el organismo. Como consecuencia, se desarrolla una respuesta inmune con liberación de sustancias químicas que causan los signos y síntomas asociados a una reacción alérgica: picor de boca, urticaria, hinchazón de labios, cara o garganta, dificultad para respirar.

En estos casos, resulta esencial la identificación del medicamento que ha desencadenado la reacción para evitar futuras reacciones alérgicas y para la toma de decisiones sobre la indicación del mejor tratamiento para la patología de los pacientes.

Cuando un paciente es derivado al Servicio de Alergología con una sospecha de alergia, se evalúa qué fármacos pueden estar implicados en esta reacción y se solicita al Servicio de Farmacia la elaboración de formulaciones adaptadas para la realización de pruebas. Estas son de varios tipos: administración por vía oral, aplicación sobre la piel intacta, o la inyección de pequeñas cantidades de medicamento, siempre realizando un seguimiento de la respuesta en el Hospital con el objetivo de obtener un diagnóstico preciso de estas reacciones alérgicas.

El programa multidisciplinar, denominado AlerFHar y en el que participan otros servicios implicados (Medicina Interna, Oncología Médica y Medicina Intensiva), surge de la necesidad de estandarizar la prescripción, elaboración y el circuito de distribución de dichas formulaciones.

Beneficios para el paciente

La elaboración centralizada desde el Servicio de Farmacia garantiza una mayor precisión en las dosis de principios activos empleadas, la calidad y seguridad de las preparaciones, la correcta identificación para cada paciente y facilita el trabajo asistencial al Servicio de Alergología, puesto que todas las preparaciones llegan listas para su uso.

El Hospital de Getafe.

Las preparaciones más frecuentes son de antibióticos, analgésicos y quimioterápicos, entre otros, y se formulan en forma de parches, cápsulas y/o soluciones estériles para inyectar en la piel. Desde el inicio del proyecto, el Servicio de Farmacia elaboró más de
90 procedimientos diferentes para la de elaboración de estas preparaciones.

A raíz de la pandemia y la necesidad de administración de las vacunas contra el Covid-19 en personas con sospecha de alergia a algunos componentes de otras vacunas, se están realizando formulaciones para testar los excipientes contenidos en las mismas (polietilenglicol, trometamol y polisorbato) y se realiza administración controlada en el Hospital de Día de Alergología.

Este proyecto constituye un beneficio importante para el paciente con sospecha de una alergia medicamentosa, pues se puede diagnosticar con la calidad de una preparación ad hoc para la prueba por parte de Farmacia, un control clínico seguro de Medicina Interna o UCI si precisa por alguna reacción que pudiera presentar y además garantiza que el paciente pueda continuar con su tratamiento de modo preciso, seguro y fiable, tanto si es ese medicamento el más indicado como si se sustituye por otro para evitar reacciones alérgicas cruzadas.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.