Publicidad

El Defensor del Pueblo ha recomendado a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid la adopción de una serie de medidas para reforzar la atención que se presta en el centro de salud de Las Ciudades, en Getafe, y en los centros de Abrantes Carabanchel Alto, en Madrid capital.

La oficina que dirige el excandidato socialista Ángel Gabilondo ha respondido así tras una serie de escritos remitidos pidiendo amparo a la institución desde el sindicato Mats y tras haber solicitado al departamento dirigido por Enrique Ruiz Escudero información al respecto.

Publicidad

En su respuesta a esta demanda, el Defensor del Pueblo recomienda a la Consejería que se refuerce la atención en Centro de Salud Las Ciudades, de Getafe, a fin de que pueda reducirse el periodo de espera a la población atendida.

Asimismo, insta a la Consejería a reforzar la dotación del Centro de Salud Abrantes, a fin de que pueda prestarse servicio en turnos de mañana y tarde, así como reducirse la presión asistencial, así como que se refuerce la plantilla del Centro de Salud Carabanchel Alto con el objetivo de que pueda reducirse el periodo de demora para primera consulta.

En el escrito, fechado el pasado día 17, el Defensor del Pueblo subraya que «se encuentra a la espera de conocer si la Administración acepta o no las Recomendaciones formuladas, así como, en caso negativo, las razones que se opongan para su aceptación».

Sobre otros centros, como el caso del Centro de Salud Potes, desde el Defensor del Pueblo se precisa que está pendiente de recibir información solicitada a la consejería sobre la implantación de medidas de organización y de dotación de medios para garantizar, en todo momento, atención programada a los pacientes.

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo (c), comparece en la Comisión Mixta de Relaciones -Alberto Ortega / Europa Press 20/6/2022

Refuerzo en verano

Desde la Consejería de Sanidad se ha recordado que, como todos los veranos, se cuenta con planes de contingencia para poner en marcha medidas organizativas ajustadas a las particularidades de cada Zona Básica de Salud, en caso de que sea necesario, de manera que quede garantizada la asistencia sanitaria.

En concreto, estos planes recogen una serie de medidas organizativas, que se articulan teniendo en cuenta las características específicas de cada centro de Atención Primaria, permitiendo un seguimiento y monitorización diaria de las incidencias que puedan producirse.

En este sentido, los refuerzos asistenciales previstos para atender las posibles contingencias estivales en este primer nivel asistencial son de un mínimo de 100 profesionales, 46 de ellos médicos de familia y 37 enfermeras, que ya están operativos como refuerzo extra de las plantillas estructurales, y a los que se irán incorporando más en función de las necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.