La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la condena de un año y un mes de prisión por un delito de hurto a una pareja por robar un ordenador portátil en un centro comercial de Getafe, que escondió la mujer bajo su falda tras arrancar el sistema de seguridad.

Así se ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal 2 de Getafe, que también acordó la suspensión de la ejecución de la pena por un periodo de dos años con la condición de que no delincan durante ese tiempo y que satisfagan el pago de la responsabilidad civil de 1.129 euros.

Publicidad

Según la sentencia, el vigilante de seguridad del establecimiento, si bien no fue testigo de los hechos en el momento de su comisión, vio lo sucedido en las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Lo sustrajeron del expositor

De este modo se valora su declaración testifical, señalando que vio en las grabaciones de las cámaras «como una pareja, hombre y mujer, sustraían un ordenador portátil del expositor, arrancando el sistema de seguridad el hombre y entregándolo a la mujer que lo acompañaba, que lo escondió bajo su falda».

En la sentencia, que no es firme, se señala que la pena queda fijada dentro del marco legal, en la mitad superior del tipo penal apreciado, «sin que resulte desproporcionada», mientras que la cuantía de la responsabilidad civil queda determinada a través de la factura en la que consta el modelo del ordenador sustraído y su importe.

La situación económica «que pueda tener la recurrente no influye en la cantidad en la que debe determinarse la responsabilidad civil que se impone, que es el perjuicio económico ocasionado al perjudicado por los efectos sustraídos y no recuperados».

En materia de robos tecnológicos, agentes de la Policía Nacional desarticularon en marzo un grupo criminal que se apoderó de un remolque cargado con material electrónico, en su mayoría ordenadores portátiles y de sobremesa, por un valor aproximado de un millón de euros, una mercancía que se trasladó a una nave de Getafe.

Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el operativo concluyó con la detención de sus cuatro integrantes como presuntos responsables de 31 delitos, vinculados a robos cometidos en las provincias de Madrid, Toledo, Guadalajara y Zaragoza, habiéndose recuperado más de un millar de equipos informáticos y 300 tests de antígenos. Además, han sido arrestados otros dos varones: uno de ellos por el delito de receptación de los efectos sustraídos y el otro por los delitos de receptación, contra la salud pública y falsedad documental.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.