Publicidad

El alcalde de Fuenlabrada, el socialista Javier Ayala, ha manifestado este martes su total apoyo a la asociaciones de vecinos de Parque Miraflores tras las movilizaciones anunciadas a raíz de que les hayan comunicado un nuevo cierre del consultorio médico de este distrito, situado a varios kilómetros del casco urbano fuenlabreño.

En este sentido, el regidor ha expresado que entiende el enfado vecinal con este nuevo cierre debido, en principio, a que el personal sanitario allí destinado deberá desplazarse al centro de Loranca a cubrir las bajas del personal por las vacaciones de verano.

Publicidad

«Estaremos al lado de los vecinos si se tienen que movilizar», ha declarado el primer edil a preguntas de la prensa durante una comparecencia pública. En este sentido, Ayala ha recordado que, con el paso del tiempo, parece que la situación del consultorio va «retrocediendo».

De hecho, ha recordado que hace unos meses acompañó a los vecinos al registro de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a llevar 1.500 firmas contra el cierre del centro de salud, uno de los más afectados por la reorganización sanitaria con motivo de la pandemia del coronavirus.

Ayala, a la izq., y el edil de Educación, Isidoro Ortega, hoy durante un acto (Foto: D.G.C.)

La falta de un circuito Covid en el interior del consultorio, obligó a mantenerlo cerrado bastantes meses al no poderse garantizar la seguridad de pacientes y trabajadores, según la propia Consejería.

Un «castigo» a los vecinos

Ahora, aunque el cierre responde a motivos laborales, el alcalde ha definido esta clausura como un nuevo «castigo» a los vecinos». «Estamos en contacto con los vecinos a través de la Junta de Distrito y vamos a seguir reivindicando la apertura del centro, porque les vuelven a castigar», ha declarado.

No obstante, ha precisado que no le parece extraña la medida cuando la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, dijo recientemente que no había cerrado ningún centro de salud ni ningún servicio de Urgencias de Atención Primaria, según ha apostillado Javier Ayala.

Los vecinos de Parque Miraflores comenzó el viernes un nuevo ciclo de protesta con el corte durante una hora la principal vía de la urbanización, junto al centro de salud, el principal acceso de la zona y por «donde pasa todo el mundo».

Los vecinos han anunciado que no descartan manifestarse en quince días ante la gerencia del Área IX de Atención Primaria, o llevar a cabo un encierro durante varios días en el consultorio, un extremo al que no quieren llegar, según ha informado la presidenta de la Asociación vecinal del barrio, Yolanda Mora.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.