El miembro de la Policía Local de Coslada, F.R.G., que se encontraba fuera de servicio disfrutando de sus periodo vacacional, rescató este fin de semana a un hombre a punto de morir ahogado en la playa de La Cala de Finestrat, en la provincia de Alicante.

Los hechos sucedieron casi entrada la noche del 13 de agosto, a última hora de la tarde cuando F.R.G. escuchó una voz a lo lejos pidiendo auxilio. Rápidamente empezó a buscar la procedencia de la llamada de socorro mientras la noche caía. La visibilidad era baja, se aproximaba tormenta y el mar estaba picado con olas. El policía pidió a la persona que gritaba que siguiera haciéndolo, al objeto de localizar de dónde procedía la voz.

Publicidad

Momentos después el componente de la Policía Local de Coslada divisó a un hombre de avanzada edad a unos ochenta metros de la orilla agarrado a unas rocas. Sin pensarlo, F.R.G. se lanzó mar adentro y se hizo con el bañista, al que consiguió llevar hasta la orilla. Se trataba de un varón de avanzada edad que había tragado mucha agua y que se encontraba sin fuerzas en estado cianótico.

Una vez a salvo, lo coloca en posición lateral de seguridad. Mientras tanto, la otra persona con la que se encontraba el policía fuera de servicio avisó al 112. Ambos se quedaron atendiendo al hombre hasta que llegaron los servicios sanitarios y los cuerpos policiales de la zona.

Cuando el hombre ya estaba recuperado y más tranquilo, con lágrimas en los ojos, agradeció al policía el arrojo y la determinación que tuvo. De no ser así, el desenlace podía haber sido trágico.

Se da la circunstancia de que el policía cosladeño acaba de recuperarse de un infarto. Ello no le impidió cumplir con su deber y poner en riesgo su vida para salvar la de un ciudadano en serio peligro.

Publicidad

Persecución policial en el Barrio del Puerto tras el intento de robo de un coche

Asimismo, sobre las 23:15 horas del pasado miércoles 10 de agosto, gracias a la colaboración vecinal, la  Policía Local de Coslada tuvo conocimiento de un posible robo con fuerza en un vehículo que se encontraba estacionado en la calle Océano Pacífico en su cruce con la calle Puerto de Cartagena. Una tercera persona esperaba a los actuantes en otro vehículo de gran cilindrada estacionado en doble fila.

Los agentes de la primera dotación policial que llegó al lugar de los hechos observaron a dos varones manipulando un vehículo de alta gama. Al detectar la presencia de los agentes, los individuos se subieron al coche que se encontraba estacionado en doble fila y emprendieron la huida, si bien para ello trataron de realizar un cambio de sentido, invadiendo el carril por el que circulaban los agentes, colisionando de forma lateral contra el patrulla policial.

Posteriormente los tres ocupantes emprendieron la huida a pie, tomando cada uno de ellos vías distintas. Uno de ellos, concretamente el conductor, logró ser interceptado por uno de los agentes, procediendo a su detención. El individuo llegó incluso a agredir al agente cuando se producía la detención.

En el interior del vehículo se encontraron diferentes efectos y útiles para utilizarlos en el robo de vehículos así como diversas placas de matrícula. Tras varias comprobaciones se constata que el vehículo con el que emprendieron la huída figuraba como sustraído y tenía placas de matrícula falsas. Los agentes comprobaron asimismo que  el conductor carecía de permiso de conducción.

Los otros dos individuos lograron huir sin poder ser interceptados por los agentes actuantes.           

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.