Publicidad

Las ordenanzas municipales establecen una multa de hasta 600 euros por la no recogida de las deyecciones de los animales y por llevar el perro suelto

COSLADA/ 10 OCTUBRE 2019/ La Policía Local pone en marcha una nueva edición de la campaña de vigilancia del cumplimiento de la normativa de tenencia y protección de animales ‘Pisa tranquilo, cacas no’.

Esta iniciativa, al margen de la labor de vigilancia, también persigue sensibilizar y concienciar a los dueños y dueñas de perros de la necesidad de llevar completamente controlados los animales a su cargo y no ocasionar perjuicio alguno a la comunidad.

Publicidad

Según explican desde la Policía Local de Coslada, los agentes, desde hoy hasta el próximo 16 de octubre, trabajarán en tres ámbitos de control: la no recogida de deyecciones, que los canes no deambulen sueltos por la vía pública y  en el cumplimiento estricto de la normativa que atañe a los perros de razas potencialmente peligrosas.

Con esta campaña se busca garantizar la seguridad pública y la salud, logrando un normal desarrollo de la protección del medio ambiente y de la protección de los animales domésticos.

Publicidad

Normativa legal

Respecto a la normativa legal (autonómica) de aplicación en esta materia, hay que recordar que en la Comunidad de Madrid es obligatorio para todos los propietarios de perros, independientemente de su raza y tamaño, la suscripción de una póliza de seguro de responsabilidad civil.

Publicidad

En el caso concreto de Coslada, las ordenanzas municipales establecen una multa de hasta 600 euros por la no recogida de las deyecciones de los animales y de la misma cuantía por llevar el perro suelto (infracciones leves, ambas).

Razas potencialmente peligrosas

Para los dueños de perros de razas catalogadas como potencialmente peligrosas, la normativa exige, además de ser mayor de edad, concertar una póliza de seguro no inferior a 120.000 euros, obtener un certificado de aptitud psicológica y licencia municipal (con inscripción en el registro municipal correspondiente) y, por lo que respecta a la conducción del animal por vías y espacios públicos, es necesario llevarlo en todo momento provisto con bozal y cadena no extensible, de longitud inferior a dos metros. La vulneración de estas normas puede acarreará multas de hasta 2.400 euros.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.