Publicidad

La Comisión de Garantías Democráticas de Podemos Comunidad de Madrid, ha dado la razón a los dos concejales de Podemos Coslada, Julio Huete y Santiago de Miguel y ha resuelto el archivo de la denuncia que dio origen al expediente que tenían abierto.

Este expediente se abrió a raíz de una denuncia de la portavoz del círculo, Virginia Robles, en la que acusaba a los dos concejales de incumplir los mandatos de dos asambleas. En este sentido, y tal como han confirmado los concejales, la resolución es rotunda: se propone el archivo de la denuncia por no haber sido convocadas estas Asambleas en tiempo y forma, lo que vulnera los estatutos y reglamentos de Podemos; es por ello que no habrá expediente disciplinario contra los dos denunciados.

Publicidad

En concreto, tal y como ha explicado Julio Huete, sobre una de estas asambleas, la Comisión señala que «adolece de un defecto insubsanable» y es que «no se sabía qué se iba a tratar y a votar»; «la asamblea se convocó en dos tiempo, lo que hace que sea nula«, ha señalado.

Así, tal y como han señalado los concejales, «quién ha vulnerado los estatutos de Podemos es la denunciante y no los denunciados«. Tal y como ha incidido el concejal Julio Huete, «si Virginia Robles hubiera hecho bien las cosas, con arreglo a las normas, reglamentos y código ético del Partido, sin trampas ni cartón, como se espera de su posición y cargo, hubiéramos aceptado las decisiones democráticas que se tomaran, pero cuando se trata de saltarse los estatutos en lo mas básico, sin garantías democráticas, lo que procede es denunciarlo, y así se ha hecho ante la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos«.

«Han querido trasladar la idea de que estábamos expulsados»

Como han señalado los concejales, Virginia Robles, ahora en la oposición junto con Rosa María Martínez, después de que el alcalde las cesara de sus cargos tras votar en contra del presupuesto municipal del pasado año, «ha querido trasladar la idea de que no representábamos a la organización y de que estábamos expulsados, y lo hizo a sabiendas de que era falso. Todo ello, sin esperar a la resolución de la Comisión de Garantías«.

«Respeto por los tiempos y procedimientos internos»

Asimismo, tal y como han señalado, «hemos permanecido callados por respeto al partido y a las normas internas, así como por los tiempos, y hasta que no ha habido una resolución de la Comisión de Garantías, no hemos hecho pública nuestra opinión».

Además, ambos concejales se han preguntado «¿cómo se va a sustanciar este cúmulo de insidias, falsedades y vulneración de estatutos?» y entienden que estos comportamientos antidemocráticos se deben «sancionar con todo rigor».

«Hemos recibido insultos en persona y a través de redes sociales»

Como ha señalado el concejal Santiago de Miguel «hemos estado, durante 10 meses, vilipendiados, nos han insultado, tanto en persona, como a través de las redes sociales, insultándonos permanentemente, dando por sentado que estábamos expulsados cuando no era cierto y hemos tenido que permanecer callados porque entendíamos que las discrepancias se tienen que resolver dentro de la organización como así ha sido».

«Hemos tenido que soportar que amigos y familiares nos llamaran para preguntarnos que habíamos hecho porque nos han llamado traidores y todo tipo de insultos«, ha señalado de Miguel. «Ha habido dos medios de comunicación que han servido de caja de resonancia de estos insultos, un lugar donde podían expulsar por su boca todo lo que querían; no van a rectificar, pero queremos dejarlo claro», ha subrayado.

«No hemos elegido esta situación»

Como ha señalado Julio Huete, «nosotros no hemos elegido esta situación, se nos ha llevado a esta situación, y nos vemos en la obligación de hacer estas declaraciones públicas después de esta resolución; se nos ha sometido a escarnio público con una serie de insidias y falsedades sobre nuestro comportamiento, que hemos callado por respeto al partido y a los ciudadanos«.

«La situación no es fácil, -ha subrayado- hay que poner orden interno en el partido y hay órganos que pueden hacerlo, estaremos siempre sometidos a las normas de Podemos y si no las aceptáramos nos iríamos».

«Una cacería humana»

Como ha señalado Santiago de Miguel, «se está vendiendo como una heroicidad la renuncia de estas dos concejalas cuando fue el alcalde la que las cesó de sus puestos porque no se cumplió con uno de los compromisos que era la aprobación de los presupuestos».

Así, de Miguel ha señalado que «incluso las redes sociales de Podemos en Coslada, manejadas por ellas, han ignorado nuestras actividades y después, han troleado e insultado cada vez que se hablaba de nuestras acciones a través de las redes sociales».

«Estas concejalas han vendido que han renunciado a su sueldo por designios de una Asamblea ilegal y ellas cobran casi 1.000 euros por estar en la oposición, un dinero compatible con la el subsidio de desempleo; no nos hagamos las víctimas», ha incidido.

Por su parte, Julio Huete ha señalado que «se ha sentido apoyado por el resto del equipo de Gobierno, pensamos que la estabilidad del gobierno es importante y hemos querido garantizar un gobierno de izquierdas; nos hemos sentido respaldados y las decisiones del gobierno también son las nuestras». Huete, además, se ha preguntado «¿la posición de estas dos compañeras, a quién beneficia? Nosotros pretendemos que beneficie a la población».

Como ha concluido Santiago de Miguel, «nos sentimos miembros de un equipo de gobierno, como uno mas»; y ha señalado que «es interesante que se sepa que hemos tenido apoyo de amigos, familiares y compañeros que han entendido lo que ha pasado; hemos asistido a una cacería humana que se ha dado dentro de nuestra propia organización«.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.