El alcalde de Batres, Víctor Manuel López, ha anunciado este jueves que volverá a pagar la factura de la luz del Ayuntamiento a partir del 31 de enero ante «el desconsuelo de la sociedad española, que ni lucha ni se defiende» ante las injusticias.

En una carta, el primer edil de esta localidad de 1.800 habitantes situada al sur de la región ha recordado que a principios de septiembre del 2021, cuando el precio de la electricidad triplicaba el de enero del mismo año, tomó la decisión de suspender provisionalmente los pagos corrientes a Iberdrola.

Lo hizo «como muestra de protesta institucional ante el auge de la especulación del precio de la luz, y, esperando a que otros alcaldes tomaran acciones similares para poner en solfa a las grandes eléctricas y mostrar así nuestra solidaridad activa con los más perjudicados y vulnerables por este abuso si fin».

Tras el eco mediático de mi medida, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció un recorte de 2.600 millones de euros en los beneficios de las eléctricas fruto de su trama especulativa, «pero parece ser que esta medida se ha quedado en agua de borrajas», ha apostillado López. Y es que estas navidades el precio del kilowatio/hora ha estado a punto de alcanzar los 400 euros y la inflación en diciembre llegó al 6,7%.

El municipio de Batres (Foto: Archivo)

El alcalde de Batres también atribuye el nombramiento en octubre de 2021 del político socialista Antonio Miguel Carmona como vicepresidente de Iberdrola España como «otro premio más a la connivencia permanente entre las multinacionales y la clase política de alto nivel».

«Felipe González con Gas Natural, Aznar y Elena Salgado con Endesa, o Josep Piqué, implicado en la promoción de aeropuertos privados, son conocidos ejemplos entre otras y otros muchos. Este es el panorama con los más notables de nuestros cargos públicos. Los que tendrían que ser una ejemplo de la defensa del interés general se han convertido en los acróbatas de las puertas giratorias. Han hecho de la política el trampolín de los mediocres», ha criticado.

Ejercicio de «rebeldía»

Víctor Manuel López reconoce que su medida fue «un minúsculo ejercicio de rebeldía contra los poderes económicos», pero también su «desconsuelo con la sociedad española en su conjunto, dormida en su propia ignorancia y que, siendo heredera hoy del esfuerzo y sacrificio de generaciones pasadas, no es que ya no luche por obtener más justicia social u otros logros implementando los heredados, sino que ni siquiera defiende los que lograron sus padres».

«Creo que ni el megavatio a 500 euros la hora ni el gasoil a 1,80 el litro, ni la duplicación de comisiones bancarias, ni un nivel de inflación Interanual por encima del 5% va a lograr que la sociedad se revele ante tanta desvergüenza teniendo las multinacionales cogidas por los huevos a la mayoría de los gerifaltes de la política española y europea», prosigue.

Por todo ello, el alcalde de Batres ha decidido reanudar los pagos corrientes a Iberdrola a partir del 31 de enero «a la espera de que otro 15M, o un Andrés Torrejón del siglo XXI plante cara a la política con la política y saque de una vez por todas el coraje y la determinación de este gran país que es España, o como diría el General Prim, Las Españas».

«Ha costado mucho sudor y lágrimas llegar hasta aquí, así que ojo con el Covid-19, que además de un virus letal se está convirtiendo en un virus mental», concluye López en su misiva.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Que no se queje tanto de la inacción de la gente antes las injusticias, que tiene a los empleados de su ayuntamiento sin cobrar, pero de eso no habla en la noticia, ni del dineral que embolsa en dietas todos los meses. Menudo sinvergüenza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.