Publicidad

Vecinos de las calles Alamo y Alameda de Arroyomolinos se han concentrado este jueves a las puertas del Ayuntamiento para instar al Gobierno municipal a que acometa las obras para evitar nuevos desprendimientos por la crecida del Arroyo de la Arroyada «lo antes posible».

Bajo lemas como «La casas se nos hunden. Soluciones ya», estos vecinos han lanzado «un nuevo S.O.S» ante el temor que las lluvias de los últimos días vuelvan a provocar el desbordamiento del arroyo y provocar nuevos derrumbes en sus casas, tal y como ocurrió en noviembre de 2021.

Publicidad

Esta nueva protesta se produce después de que la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, haya exigido más documentación al Ayuntamiento para dar luz verde a las obras, necesarias para evitar desprendimientos en las citadas calles.

En un informe, al que ha tenido acceso Noticias para Municipios, la CHT señala que «no se ubica la disposición de la escollera respecto al dominio público hidráulico del arroyo, ni se definen los vértices de la delimitación de los terrenos respecto al cauce, para el caso en el que se plantee una recuperación del terreno».

Además, reclama un plano parcelario, así como un proyecto técnico «en el que se estudie para la situación postoperacional, las posibles modificaciones de la capacidad de evacuación del cauce, respecto a la situación preoperacional».

Estos nuevos requerimientos se producen después de que el 18 de marzo pasado el Consistorio trasladara el Documento Justificativo de Cálculos Hidrológicos e Hidráulicos en el Arroyo de la Arroyada, que contempla, entre otras medidas, la descripción de las obras proyectadas para la protección de los márgenes.

El documento también recoge la descripción de los trabajos y cálculos realizados, así como la justificación solicitada, incluyendo el cálculo de caudales, cálculo de láminas de inundación y zona de servidumbre, según ha señalado el Ayuntamiento en un comunicado.

«Se trata de un trabajo técnico de gran precisión y complejidad que se ha llevado a cabo en tiempo récord para paliar lo antes posible la situación derivada de la crecida del arroyo y, por supuesto, las consecuencias producidas en las parcelas afectando a la calidad de vida de los vecinos», insisten desde el Consistorio.

Lobato visita la zona del arroyo de la Arroyada tras los desprendimientos/ PSOE Arroyomolinos

Retraso en los trabajos

Con ello, el Ayuntamiento esperaba recibir lo antes posible la autorización necesaria para iniciar las obras de los trabajos de protección de los taludes en el arroyo de la Arroyada y dar así respuesta a las demandas vecinales, «a pesar de ser la administración más pequeña y con menos competencias».

Sin embargo, desde el Consistorio han recibido este nuevo requerimiento, por lo que las obras todavía no podrán iniciarse, según ha confirmado el primer teniente alcalde, Andrés Navarro, quien ha vuelto a acusar al secretario general del PSOE, Juan Lobato, de «mentir» sobre la responsabilidad de estas obras.

Lobato instó hace unos días al Ayuntamiento a que «asumiera sus responsabilidades» y evitara nuevos desprendimientos de tierra en algunas viviendas de las calles Alamo y Alameda, aunque desde el Consistorio insisten en que hasta no recibir el visto bueno de la CHT no pueden comenzar las obras.

«Desde el primer momento, desde el Ayuntamiento de Arroyomolinos se ha velado y seguirá velando por el interés y la seguridad de todos los vecinos«, han reiterado desde el Ayuntamiento, que espera acabar cuanto antes con la situación producida en las parcelas de las calles Alamo y Alameda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.