El Ayuntamiento de Arroyomolinos ha denunciado que el pasado fin de semana localizaron una camada de cachorros de perro arrojados y abandonados en un contenedor de basura de la localidad.

«¿Serías capaz de abandonarlo? Su vida depende de ti», han recalcado desde el Consistorio a través de sus redes sociales, donde recuerdan que, en caso de no poder hacerse cargo de los animales, existe en la localidad un Centro de Protección Animal.

Publicidad
https://twitter.com/Arroyomolinos/status/1544010842743742470

El Centro de Protección Animal (CPA) de Arroyomolinos reabrió sus puertas en el año 2018 después de estar cerrado un tiempo, desde la marcha del anterior adjudicatario, recuperando así su actividad en la adopción de animales abandonados y la realización y promoción de actividades educativas.

El Consistorio llevó a cabo hace unos años labores de desbrozado, arreglo de vallas, arreglo de bebederos, reformas de las puertas, optimización de los techados de los cheniles y climatización de las instalaciones de consultas y quirófano para reabrir las puertas del CPA.

El centro, que se encuentra ubicado en la C/ Benicarló S/N, tiene capacidad para 110 animales y cuenta con 50 cheniles para la acogida de animales, una área de consultas, una sala de formación, otra sala de voluntarios, quirófano, despachos y una sala de animales exóticos, según ha destacado el Consistorio en una nota.

Su coordinador y responsable es Fernando Sánchez, que encabeza un equipo formado por un veterinario y tres operarios, que trabajan en colaboración y coordinación con decenas de voluntarios de la Asociación protectora de animales Salvando Peludos’.

El Centro de Protección Animal (CPA) de Arroyomolinos reabrió sus puertas en el año 2018/ Ayto. Arroyomolinos

Rescate y cuidado

Desde el centro se procede al rescate, cuidado, rehabilitación, socialización y adopción de los animales abandonados considerados domésticos: perros, gatos y animales exóticos -cobayas, conejos-, con el objetivo de “protegerlos, defenderlos y proporcionarles un hogar de adopción”.

Además, otro proyecto fundamental que se lleva a cabo en el nuevo centro es el denominado ‘Gatos de la Calle’, que permite detectar y castrar a los gatos callejeros de la localidad con el objeto de “cumplir con la nueva legislación de la Comunidad de Madrid (4/2016)”.

El CPA, que también es el responsable de la recogida e incineración de los animales fallecidos, está llevando a cabo también “una importante actividad socioeducativa en diversos ámbitos de la población” con el fin de “educar y potenciar la concienciación y el respeto a los animales y reducir los índices de abandono”.

Otro fundamento básico de la actividad del Centro de Protección Animal es el voluntariado, ya que se han incorporado numerosos voluntarios para los ámbitos sanitario, de educación canina y socialización de animales y concienciación social, que harán un mínimo de ocho horas mensuales en el centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.