Publicidad

El Ayuntamiento de Arroyomolinos ha solicitado autorización a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, para proceder a la limpieza del cauce del Arroyo de la Arroyada ante el peligro de que nuevas crecidas sigan dañando viviendas aledañas.

La alcaldesa, Ana Millán (PP), ha mantenido este viernes una reunión con los vecinos de las calles Alamo y Alameda, cuyas parcelas se han visto afectadas por la crecida del citado arroyo tras las lluvias de las últimas semanas, para trasladarles que están «a la espera» de que la Confederación autorice la limpieza.

Publicidad

De hecho, a principios del mes de noviembre tuvieron que acudir los Bomberos para valorar el riesgo que pueden sufrir sus viviendas, ya que existe el temor a que, en próximas precipitaciones, el Arroyo de la Arroyada acabe desbordándose y provoque daños más importantes en sus propias casas.

Ante esta situación, desde el Consistorio han explicado a los vecinos cuáles son las medidas en las que se está trabajando para «atajar cuanto antes esta situación», para la cual han pedido su implicación al resto de administraciones competentes: Canal de Isabel II (Comunidad de Madrid) y Confederación del Tajo.

«El actual equipo de Gobierno lleva actuando en los últimos dos años en el mantenimiento y limpieza del cauce, dentro de sus competencias», ha insistido la regidora en un comunicado, donde ha avanzado las actuaciones que se están llevando a cabo mientras llega la autorización para la limpieza del cauce.

Publicidad
Situación de algunas de las viviendas tras la tormenta/ @SandraGarciaRiv

Empresas especializadas

En este sentido, el Ayuntamiento, contando con los informes técnicos correspondientes, ha realizado ya las consultas pertinentes a varias empresas especializadas y espera «recibir en breve los presupuestos y proyectos que permitan acometer cuanto antes las actuaciones necesarias para la protección del cauce».

«Con estas actuaciones, se pretende evitar que futuras crecidas pudieran erosionar y lavar las tierras que se encuentran bajo las parcelas afectadas«, añaden, recordando que para llevar a cabo estas acciones «es necesario que el Ayuntamiento reciba las autorizaciones pertinentes del Ministerio.

Asimismo, se ha solicitado al Canal de Isabel II que estudie la retirada del colector presente bajo la pasarela peatonal que cruza el arroyo a fin de que tome las medidas necesarias para evitar el posible «efecto presa» que se produce en la zona con las fuertes tormentas.

Publicidad

Además, por motivos de seguridad y según los informes técnicos, se ha informado a los propietarios de las parcelas afectadas de que «no pueden acercarse a menos de 10 metros de distancia del final de sus parcelas», dado el riesgo de que cedan los terrenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.