Publicidad

La plaza situada detrás de Fuente Nueva, que hasta el momento no tenía nombre, ha pasado a denominarse, desde el pasado domingo, “Plaza de los Arquitectos Aranguren”, porque en ese lugar se encontraba el lavadero antiguo de la localidad, construido por el insigne arquitecto Tomás Aranguren Sanz.

Al acto de inauguración asistieron el alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita; la concejala de Cultura, Montserrat Fernández; la descendiente de Tomás Aranguren y catedrática de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid, María José Aranguren; y otros representantes de la Corporación Municipal y de la familia del arquitecto.

Publicidad

Esta denominación de la plaza se aprobó por unanimidad en el Pleno Municipal el pasado mes de diciembre de 2019. Sin ninguna duda, Tomás Aranguren es uno de los arquitectos españoles más reconocidos del siglo XIX y uno de los vecinos más conocidos de nuestra localidad.

El nombre supone un agradecimiento y un reconocimiento a una familia de origen argandeño que destacó, además de en arquitectura, en la preocupación por los demás a lo largo de varias generaciones.

Archivo de la ciudad

Además, el Archivo de la Ciudad custodia, desde diciembre de 2014, el fondo documental «Arquitectos Aranguren», gracias a la generosidad de José Luis Aranguren Enterría y a toda su familia, que lo cedieron desinteresadamente al Ayuntamiento de Arganda del Rey.

Publicidad

El fondo contiene valiosos documentos, planos, proyectos, memorias y fotografías que han sido además digitalizados y están accesibles vía web. En el mismo se encuentra información sobre diferentes establecimientos penales de la época, entre los que se incluyen los planos y fotografías de la Cárcel Modelo de Madrid, que se convirtió en ejemplo de referencia para el resto de establecimientos penales del país.

Igualmente también se incluye en este fondo documental un plano de la remodelación y ampliación de la prisión de mujeres de Alcalá de Henares, conocida como «La Galera». Este fue el primer establecimiento penitenciario de Tomás Aranguren y fue finalizado años más tarde por su hijo Celestino, también arquitecto. Este último plano fue legado a Arganda del Rey de manera desinteresada por la familia López Asenjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.