Familiares de una anciana de 94 años interna en la Residencia de Mayores de Arganda del Rey, de titularidad pública, han denunciado en los juzgados de la localidad la presunta agresión de una trabajadora del centro a su madre, después de que esta recibiera dos bofetadas en el carrillo izquierdo de la cara.

Según ha relatado uno de sus nietos a través de sus redes sociales, los hechos sucedieron la madrugada del 8 al 9 de diciembre, cuando la anciana de 94 años solicitó que se le aplicara una crema para la rozadura del pañal.

«Mi abuela pidió cambio de pañal, y preguntó por una crema que la dan. La sanitaria dijo que no había ninguna crema, mi abuela insistió y no hubo forma. La terminó dando de muy mala gana una crema de manos porque mi abuela insistió», ha señalado uno de sus nietos a través de sus redes sociales.

Los familiares insisten en que, en un primer momento, la empleada del turno de noche no le proporcionó la crema que quería, sino que horas más tarde, cuando volvió a su habitación, y la anciana volvió a quejarse, en ese momento fue cuando le propició las dos bofetadas, quedando marcas en la cara de la anciana.

Una de las hijas ha denunciado en la Cadena Ser que fueron las profesionales del turno de mañana del día siguiente las que vieron lo sucedido y lo comunicaron a la dirección, a pesar de que la familia no supo nada de lo acontecido hasta el domingo, día 10, cuando una de las hijas acudió a visitar a la anciana.

«Mi madre se acuesta bien el jueves y se levanta el viernes con unas lesiones en la cara, con toda la cara marcada. ¿Qué ha pasado ahí?, ¿por qué no nos avisan inmediatamente el viernes? porque si encima mi madre dice que la han pegado, ¿cómo no nos avisan? No me entra en la cabeza», ha añadido una de sus hijas en la Cadena Ser.

La Residencia de Mayores de Arganda del Rey

Investigación abierta

Fuentes de la Consejería de Política Social, de la que depende la residencia, han señalado que se ha abierto un expediente para investigar  el caso. De forma cautelar, a esa trabajadora se le ha apartado de la atención de esa residente.

«A la trabajadora no la han despedido y dan más credibilidad a la agresora que a mi abuela. La residencia no nos ha llamado en ningún momento y nos hemos enterado de todo esto al ir a verla a la residencia«, insiste el nieto de la anciana, que asegura que su abuela «es una persona que está bien, jamás se inventaría algo así».

Tras ver las lesiones, la familia decidió llevar a la anciana al médico, para que hiciera un parte de las lesiones que había sufrido. «Nos dieron parte de lesiones, fuimos al juzgado y ya está todo. Esperando a que nos llamen», ha añadido el nieto.

«Si la tenemos ahí es por pura necesidad, ya que ella es una persona dependiente físicamente y no nos podemos hacer cargo, NO es por puro capricho nuestro», ha lamentado, pidiendo difusión para que se sepa la historia.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. No hay palabras,bueno,si la culpa es de a los que les corresponde que está ho siga trabajando no debería trabajar con ancianos en su pura vida¿ Que pasaría si fuera un familiar del Director,o, trabajador de ahí?? pir favor,que este bicho no siga allí,ellos necesitan cuidados , y cariño¿ Pero hay gente ?? Que no valen,son demonios madre mia¿ Si llega a ser mi madre?? me llevan a la cárcel, porque entonces ¡ Si la iba a marcar!!! Para toda su pt vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.