Publicidad

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, David Pérez, ha acusado al alcalde de Arganda, Guillermo Hita (PSOE), del retraso en el fin de las obras de la Línea 9 de Metro al no permitir trabajar de noche en ellas.

Así lo ha afirmado el consejero este domingo, tras la acudir a la reapertura de la estación de Metro Hospital de Móstoles de la Línea 12 (Metrosur), donde, aunque ha insistido en que no es su intención «polemizar», han tenido «un problema» en Arganda.

Publicidad

«Nosotros en Arganda estaríamos igual que hoy, aquí poniendo en marcha la línea, pero no ha podido ser porque el alcalde no nos ha permitido trabajar por la noche, a pesar de que donde estaba la zona de las actuaciones no hay prácticamente vecinos por lo que las molestias no han podido ser una razón», ha señalado.

Pérez ha sostenido que Hita no les «ha permitido trabajar por la noche» y como consecuencia de ello «todos los vecinos de Arganda se van a ver perjudicados porque la obra va a abrir quince días después».

«Podría haberse abierto una semana antes, como estamos haciendo ahora en Móstoles, pero como no nos ha permitido el Ayuntamiento socialista trabajar por las noches, aunque teníamos a nuestros equipos preparados, eso va a suponer un retraso», ha expuesto el consejero autonómico.

Publicidad

En este sentido, ha considerado que, a su parecer, debería ser más importante «no perjudicar» a sus propios vecinos que «llevar la contraria en la Comunidad». Para Pérez, «hay una reflexión pendiente del alcalde de Arganda».

Una mujer camina por las inmediaciones de la estación de metro de Arganda del Rey/ Eduardo Parra / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 13/10/2020

Tramo cortado desde julio

El tramo de la L9 (Paco de Lucía-Arganda del Rey) permanece cortado desde el pasado día 5 de julio por obras de mejora en las instalaciones y estaba prevista su reapertura el próximo miércoles, día 5.

Una vez iniciadas las obras, el Ayuntamiento de Arganda del Rey revocó la autorización que había concedido inicialmente para poder trabajar en horario nocturno, lo que ha provocado una reprogramación del calendario de trabajo y el consiguiente retraso en la finalización de las obras, según han explicado desde la Comunidad de Madrid.

Publicidad

De este modo, al revocarse la autorización que permitía el trabajo durante 24 horas al día, desde Metro han retrasado dos semanas el plazo previsto para la reapertura del servicio.

Para paliar los inconvenientes, el servicio sustitutivo de autobuses que funcionaba desde el cierre del tramo el pasado 9 de julio, para realizar en superficie el mismo trayecto afectado por las obras, se prolongará también hasta que terminen los trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.