Publicidad

El magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Navalcarnero ha acordado la puesta en libertad de Nieves R. y su pareja, detenidos en la madrileña localidad de Cadalso de los Vidrios tras, supuestamente, haber sustraído a los tres hijos de la mujer que se encontraban en un centro de acogida en Aranjuez.

Los dos detenidos serán investigados por la supuesta comisión de un delito de sustracción de menores y se les ha impuesto la medida cautelar de la obligación de firmar en sede judicial cada quince días, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Publicidad

No obstante, la mujer ingresará en prisión dado que el magistrado ha ejecutado un mandamiento de ingreso en recinto penitenciario que pesaba sobre ella por una sentencia anterior de un Juzgado de lo Penal de Madrid ​por la comisión de un delito con robo con fuerza.

Al término de la declaración de los dos detenidos, el magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Navalcarnero se ha inhibido en favor del Juzgado de Primera Instancia de Instrucción número 2 de Aranjuez, el órgano que conoce del asunto, pues el que incoó las diligencias previas al conocerse la desaparición de los menores.

Los tres hermanos ya se encuentran en el mismo centro recuperando la normalidad de sus vidas, según la Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid, que detenta la custodia. Están en buen estado de salud, tras visitar el servicio médico.

Publicidad

Diez días fuera del centro

Han sido diez días en los que los tres hermanos, Adán, de 5 años, Izan, de 7, y Jonathan, de 9 años, han estado fuera de la Residencia Infantil Madre Teresa de Aranjuez y de su entorno. Sus educadores y profesionales decidirá cómo abordar la situación vivida para que puedan recuperar sus estudios y la normalidad lo antes posibles. También revisarán el régimen de visitas.

Una imagen de la detención de la madre.

La madre se llevó a los niños en una visita programada el día 14 y no volvió con ellos. Apagó sus teléfonos móviles, por lo que tanto el centro como el padre de los pequeños denunciaron los hechos ante la Policía, que comenzó a revisar posibles localizaciones y llamó a la colaboración ciudadana.

Tardó pero esta llamada surgió efecto. Fue una vecina de Cadalso de los Vidrios la que reconoció a la madre, cuya foto habían publicado ya algunos medios de comunicación. Entonces llamó a la Policía, que ha estado buscando por Madrid, Toledo y Córdoba a las pequeños, y elaboraron un plan para detener a los implicados sin poner en peligro a los niños.

Publicidad

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.