El portavoz de Vox asegura que la regidora socialista pidió “el aislamiento social” de sus afiliados y votantes en el último Pleno

ALCORCÓN/ 5 DICIEMBRE 2019/ El grupo municipal de Vox en Alcorcón ha presentado una denuncia contra la alcaldesa, Natalia de Andrés (PSOE), ante los Juzgados de la localidad por un presunto delito de odio tras unas declaraciones de la regidora en el último Pleno, en las que pedía “el aislamiento social” de esta formación.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Noticias para Municipios, el portavoz de Vox, Pedro Moreno, asegura que durante el desarrollo del Pleno municipal del 27 de septiembre pasado, la regidora socialista “tildó a los afiliados y votantes de Vox como personas anti democráticas, como no demócratas y como anti constitucionalistas”.

El portavoz de Vox denuncia además que en el transcurso del Pleno la regidora socialista, en lo que “se convirtió en un mitin político”, llegó a pedir “a todo el mundo el aislamiento social de su partido y de sus afiliados y votantes”, acusándoles también de “negacionistas” en incluso de “terroristas”.

La alcaldesa utilizó el Pleno municipal como una ‘hooligan’ de extrema izquierda para discriminar a Vox en Alcorcón, a sus afiliados, simpatizantes y votantes, señalándoles claramente con una serie de presuntas injurias y calumnias tipificadas claramente en el Código Penal como delito de odio”, ha añadido Moreno.

Desde Vox insisten en que esa petición de aislamiento social “ataca y señala gravemente” a sus votantes, simpatizantes y afiliados, por lo que “no están dispuestos a consentirlo”, más aún viniendo de la alcaldesa, que es “la representante de todos los vecinos de Alcorcón, incluidos los votantes de Vox”, recalcan.

¿Cómo piensa aislarnos? ¿Nos va a recluir en guetos, como hacían los nazis con los judíos? ¿Nos va a poner un brazalete para identificarnos, también como a los judíos?“, se pregunta Moreno, quien cree que las declaraciones de la alcaldesa encajan “perfectamente” con el artículo 510 del Código Penal.

Dicho artículo, que incluye penas de prisión de hasta uno o cuatro años, se refiere al tipo básico del delito de odio, castiga a los que “públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél”.

Por ello, además de presentar una denuncia ante los Juzgados de Alcorcón, cosa que ha hecho ya, Moreno llevará la denuncia ante la Fiscalía, ya que, desde su punto de vista la alcaldesa “ha fomentado, promovido e incitado directa e indirectamente la discriminación contra Vox”.

La fachada de la sede de los grupos de Vox y Ciudadanos amanecieron con pintadas (Foto: Pedro Moreno, Vox)

Ataques a su sede

Nosotros seguiremos sin escondernos, defendiendo lo que creemos, que es lo que cada vez más gente apoya, y a pesar de que desde el Pleno Municipal se nos señale para que otros ejecuten destrozándonos el grupo municipal con pintadas, rompiéndonos los cristales, y vaciándonos extintores dentro del grupo”, ha añadido.

En este sentido, Moreno ha recordado como la sede de su grupo municipal -y el de Ciudadanos- amanecieron hace dos semanas con rotura de cristales y pintadas en la fachada, además de que los atacantes, aún no identificados, vaciaron un extintor en el interior de las instalaciones.

Desde el Ayuntamiento, que por el momento no han querido valorar la interposición de esta denuncia, expresaron su “más enérgica condena” a los ataques en la instalaciones municipales de los grupos políticos de Ciudadanos y Vox en la localidad, insistiendo en que “en una democracia no tienen cabida los discursos de odio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *