El segundo teniente de alcalde y presidente de la Empresa de Servicios Municipales (Esmasa), Jesús Santos (Ganar Alcorcón) se ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para «blindar el carácter estratégico de la empresa pública» y para incorporar a los trabajadores en el Consejo de Administración «con voz y voto».

Así lo ha señalado Santos tras firmar un preacuerdo con la sección sindical de la Unión General de Trabajadores (UGT) en Esmasa, que servirá para incorporar a representantes de los trabajadores al Consejo de Administración.

Con este preacuerdo, el sindicato logra que la dirección de Esmasa se comprometa, entre otras cosas, a «estudiar fórmulas para reforzar con una mayoría cualificada en sus órganos de Gobierno la toma de decisiones estratégicas, tales como la venta de activos o la externalización de negocios completos de la compañía pública«.

«La incorporación de los trabajadores/as al Consejo supondrá democratizar aún más la empresa pública. Su participación durante la toma de decisiones permitirá crear una nueva cultura empresarial, promoviendo el talento y sumando su punto de vista a la dirección de la compañía«, ha insistido Santos.

Por otro lado, el también portavoz de Ganar Alcorcón ha recalcado que «la mayoría cualificada para vender la empresa o externalizar servicios enteros servirá de blindaje frente a decisiones precipitadas o malintencionadas».

«Esto significa que no bastará con la mitad más uno, sino que hará falta un consenso más amplio», ha añadido el presidente de Esmasa, quien reitera que «la empresa pública es patrimonio de toda la ciudad» y que «está demostrando ser una herramienta fundamental para que el Ayuntamiento gestione y transforme Alcorcón.

El presidente de Esmasa, Jesús Santos/ Ayto. Alcorcón

Cambiar las reglas

Además, ha insistido en la necesidad de cambiar las reglas para «blindar lo común», ya que actualmente «están hechas de tal manera que favorecen al que quiere privatizar y destruir la capacidad de intervención de las instituciones».

«Cuando una empresa pública funciona bien, comienza a ser atractiva para el capital privado. Las tentativas detrás de este hecho son enormes y la democracia no puede ignorarlas. Además, volver a crear otra no es nada sencillo, ni jurídica ni materialmente», ha afirmado Santos.

Por último, ha querido agradecer a UGT «su compromiso y perseverancia», ya que «llevan proponiendo esta vía desde el principio de la legislatura».

«Esperamos, más pronto que tarde, incorporar a los trabajadores a la toma de decisiones y proteger lo común de los intereses de parte. Democracia en la empresa y blindaje del futuro de la ciudad», ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.