Publicidad

El responsable de la fiesta ha sido denunciado por realizar una actividad de ocio distinta a la que presentaba la licencia de actividad y por no establecer medidas de control que evitaran la entrada de menores

ALCORCÓN/ 13 FEBRERO 2017/ La Policía Municipal de Alcorcón ha acabado con una fiesta ilegal en la que se servía alcohol a más de 100 menores en el polígono Urtinsa, pagando 12 euros la entrada.

La noche del viernes, los agentes se personaron en el restaurante “Las Brisas”, situado en el polígono Urtinsa de Alcorcón, donde una gran afluencia de público, especialmente menores, activó la alarma.

Publicidad

La intervención se produjo sobre las 00:30 horas, cuando los efectivos acudieron al exterior del establecimiento de restauración para verificar que la actividad se realizaba conforme a la ley. Al entrar los agentes en el local, comprobaron cómo los responsables habían organizado la fiesta. Previamente, los “invitados” habían pagado 12 euros por entrada, con pulsera para poder salir y entrar del recinto, que les permitía acceder a un gran botellódromo con vasos, hielos y la presencia de un DJ no autorizado que amenizaba la velada alcohólica.

Inmediatamente, Policía Municipal procedió a paralizar la fiesta y a comprobar si se había celebrado cumpliendo los requisitos legales. Se realizó un recuento de los asistentes, certificando que buena parte del centenar de los jóvenes presentes en el local eran menores de edad y consumían bebidas alcohólicas.

Publicidad

Nuevo éxito

El responsable de la fiesta fue denunciado conforme a la Ley 17/97 de Espectáculos Públicos de la Comunidad de Madrid y a las Ordenanzas del Ayuntamiento de Alcorcón por realizar una actividad de ocio distinta a la que presentaba la licencia de actividad y por no establecer medidas de control que evitaran la ingesta y entrada de menores en el local donde se estaban consumiendo bebidas alcohólicas.

Publicidad

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha felicitado a los agentes de Policía Municipal, ya que esta intervención es “un nuevo éxito en la persecución de la venta y consumo de alcohol a menores de edad en Alcorcón”. “Desde el Ayuntamiento, luchamos contra este consumo de alcohol entre la juventud y contra este tipo de ilegalidades que juegan sin escrúpulos con su salud y su seguridad”.

El pasado fin de semana, los agentes paralizaron otras dos fiestas en las que servía alcohol a menores en la avenida de Polvoranca y en la plaza de Santiago de Compostela. La primera de ellas contaba con un aforo de 150 personas en un local donde además había serios riesgos de salubridad y eléctricos al existir cableado a la altura del suelo rozando con humedad. La segunda se ocultaba bajo una “fiesta familiar”. Las sanciones a los responsables pueden alcanzar los 600.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.