Publicidad

El Ayuntamiento de Alcorcón, a través de la Empresa de Servicios Municipales (Esmasa), ha iniciado un proyecto piloto que recurre a la nanotecnología para buscar soluciones a los olores y a la suciedad incrustada en algunas calles de la localidad.

Publicidad

En concreto, la empresa pública, encargada de la limpieza viaria en la ciudad, probará diferentes productos de la compañía (i)soren para buscar nuevas soluciones a problemáticas de la limpieza urbana como los orines, la adherencia de la suciedad, el óxido y los consecuentes olores.

Publicidad

Los elementos que se protegerán serán las farolas, bolardos, zócalos, bloques de viviendas, contenedores metálicos de basura y las cubetas de los camiones de basura, según ha señalado el Consistorio en una nota.

«El servicio de limpieza urbana se enfrenta a problemas que requieren de soluciones innovadoras«, ha insistido el segundo teniente alcalde de Alcorcón y presidente de Esmasa, Jesús Santos, quien ha explicado que la prueba durará una semana y evaluará el impacto de diferentes productos dirigidos a la limpieza urbana.

Santos ha insistido en que los productos más novedosos están «basados en recubrimientos de superficies mediante nanotecnología para suprimir olores, mejorar las tareas de limpieza y evitar el deterioro del entorno urbano».

«Hablamos de resolver cuestiones como los olores o la sociedad incrustada, pero también de encontrar métodos que garanticen una mejor conservación de nuestro entorno urbano. Hay que experimentar y probar nuevas fórmulas, esforzándose por poner la innovación al servicio de nuestras vecinas y vecinos», ha añadido.

Una vez realizada la prueba, que durará una semana, los resultados servirán para evaluar el impacto de estos productos y, en el caso de que la evaluación sea satisfactoria, valorar su adquisición para aplicarlo en el servicio de limpieza viaria de Alcorcón.

Entrega de los premios Escoba de Oro en el marco de la Feria Internacional del Urbanismo y del Medio Ambiente TECMA/ AYto. Alcorcón

Escoba de Oro

La localidad se ha alzado recientemente con el premio internacional ‘Escoba de Oro 2022’ otorgado por la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente (ATEGRUSR) a la empresa pública por su proyecto de digitalización de la limpieza viaria.

El proyecto premiado está permitiendo optimizar el servicio mediante la generación de un mapa de calor por zonas como método innovador para organizar las rutas de trabajo, la geolocalización de las tareas de limpieza viaria, la disposición de un sistema de información en vivo y la posibilidad de que los cuadros de mando tomen decisiones inteligentes.

Desde la compañía insisten en que la limpieza viaria es uno de los servicios «menos tecnificados del sector», por lo que la incorporación de procesos de digitalización y de tecnología a la hora de organizar el servicio y tomar decisiones «se torna crucial para aumentar la eficacia de los equipos de trabajo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.