Del total de 64 personas que fallecieron en la primera ola, 37 lo hicieron dentro de la propia residencia sin ser derivados al hospital

ALCORCÓN/ 4 JUNIO 2021/ Una geriatra del Hospital Fundación de Alcorcón ha sido citada a declarar, en calidad de testigo, en la causa abierta por el Juzgado de Instrucción número 4 de la localidad por el fallecimiento por coronavirus de 37 ancianos en la residencia pública de la localidad durante la primera ola de la pandemia.

Según ha avanzado el diario ‘El País‘, se trataría de la primera doctora en ser citada para testificar sobre los protocolos de derivación a los hospitales que se siguieron durante la primera ola de la pandemia en las residencias de mayores, los cuales han sido puestos en duda por los propios profesionales de los centros.

Publicidad

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han avanzado que la geriatra del Hospital y el médico de la residencia han sido citados a primeros de julio para explicar su actuación durante la primera ola en la Residencia de Mayores de Alcorcón, de titularidad pública.

Lo hace después de que el viernes pasado la titular del Juzgado tomara declaración al director de la residencia, quien está siendo investigado tras una querella presentada por familiares, después de que del total de 64 personas que fallecieron, 37 lo hicieron dentro de la propia residencia sin ser derivados a un hospital.

Los familiares de los residentes, apoyados por la asociación Marea de Residencias, llevaron a los tribunales la actuación de esta residencia ante la sospecha de que se aplicaran en la misma los protocolos de derivación diseñados por la consejería de Sanidad, que desaconsejaba hospitalizar a las personas con dependencia.

Publicidad
Residencia de mayores

Querella de Mareas de Residencias

A mediados de marzo, la Consejería de Sanidad creó un grupo de 22 geriatras de enlace que evaluaban, desde los principales hospitales de la región, qué mayores de residencias podían ser ingresados en los centros, hechos que se pretenden investigar en el caso de la residencia de Alcorcón.

La querella se enmarca en los procedimientos iniciados a raíz de Mareas de Residencias, una plataforma que engloba a afectados por las supuestas negligencias cometidas en la primera fase de la pandemia.

Dentro de las investigaciones paralelas que llevan los juzgados madrileños por este asunto, la directora de la residencia Amavir Ciudad Lineal declaraba esta mañana ante un juez de Madrid y uno de los querellantes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.