Publicidad

Agentes de la Policía local de Alcorcón han intervenido a un individuo munición «de guerra real» de fúsil que llevaba como complemento decorativo en un cinturón.

Se trata de cartuchería «vacía pero montada» (con bala y vaina, pero sin pólvora ni pistón) que «portaba una persona como complemento estético en el cinturón», según ha informado Jefatura.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

El cinturón estaba compuesto por unas 60 balas reales (vaina incluida) de un calibre prohibido de portar a los civiles (probablemente 7,62) por tratarse de munición de guerra reservada para el Ejército en conflictos bélicos.

Tras comprobar el material, los agentes derivaron la munición a la Intervención de Armas de la Guardia Civil, entidad encargada de gestionar y supervisar todo lo relacionado con el armamento entre la población civil.

Un militar con un fúsil automático G36, de HK (Foto: Archivo)

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. De verdad, esta gente no ha visto un heavy en su vida, de risa jajajajajajajaja

  2. Que patéticos que sois que tenéis que hacer noticia un complemento de moda heavy que se lleva desde hace 40 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.