La negociación para formalizar una comisión que elabore el nuevo Plan de Igualdad de la Empresa de Servicios Municipales del Ayuntamiento de Alcorcón (Esmasa) ha provocado un conflicto entre CCOO y el resto de sindicatos y con la dirección de la empresa pública de limpieza.

El conflicto surge a raíz de la denuncia de la sección sindical de CCOO del Hábitat de Madrid de una posible «vulneración de derechos sindicales” por parte de la dirección de Esmasa, ya que aseguran que se «está dejando fuera a la representación sindical vigente”.

La empresa ha tratado de imponer una representación de los trabajadores y las trabajadoras a través de una comisión ‘ad hoc’, saltándose a los representantes legales de los trabajadores y las trabajadoras del Comité de Empresa, e incluyendo a trabajadores y trabajadoras no pertenecientes al mismo”, han criticado desde CCOO.

Sin emabargo, desde el Gabinete Jurídico de Esmasa alegan que la decisión se tomó después de que los propios sindicatos solicitasen poder nombrar “a trabajadoras afiliadas” para facilitar así que hubiese mujeres en la Comisión, puesto que los 18 miembros que forman parte de los comités de empresa eran hombres.

Además, desde la dirección de Esmasa insisten en que se alcanzó un acuerdo por “unanimidad” con todos los sindicatos, “firmado incluso por CCOO-Esmasa y por la Federación de CCOO del Hábitat de Madrid”.

Por ello, desde el Gabinete Jurídico se han mostrado “preocupados” por las declaraciones de CCOO que entienden como un intento de mantener “cupos de poder”, por encima del hecho de que pueda haber mujeres en una comisión en las que se van a diseñar las políticas de igualdad para la empresa pública.

Y todo ello contradiciendo todo lo que habían dicho y firmado desde un principio. Seguimos dialogando con la parte social, pero rogamos a CCOO que no pongan trabas, que se sensibilicen con la igualdad de género en la empresa y se sienten a trabajar, pues queda mucho por hacer”, han concluido.

De hecho, en otro comunicado conjunto realizado por el resto de sindicatos con representación en la empresa públioca, aseguran que fue un acuerdo entre todos los sindicatos la posibilidad de nombrar como representantes en la Comisión a trabajadoras, «al no haber delegadas en ninguno de los comités».

Sin embargo, desde CCOO del Hábitat de Madrid reiteran que, concretamente, la inclusión de trabajadores que no pertenecen al Comité de Empresa ha sido una decisión unilateral de Esmasa, tratando de “imponer” sus decisiones “al margen” de la representación de los trabajadores.

Por todo ello, han comunicado que mientras no se constituya la Comisión, ajustando la representación de las partes respetando la legalidad vigente, el sindicato no va a participar en las reuniones, “ya que carecen de legalidad”, e impugnará también cualquier acuerdo por no ajustarse a la Ley y ser nulo.

Una operaria de Esmasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.