Publicidad

La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés (PSOE), ha avanzado que está «a la espera» de que autoricen la puesta a disposición de hasta ocho apartamentos de la residencia Padre Zurita, de titularidad municipal aunque gestionada por el Grupo Amás, para la acogida de refugiados ucranianos con alguna discapacidad.

La regidora socialista ha explicado que actualmente existe ocho apartamentos en esta residencia «que no están siendo concertados por la Comunidad de Madrid», por lo que ha propuesto al Gobierno regional la posibilidad de utilizarlos para acoger hasta a 60 refugiados que ya están llegando a la región.

Publicidad

«Lo que hemos hecho ha sido ofrecerlas en una solicitud que se nos hizo por parte del Ministerio y por parte de la propia Comunidad de Madrid, de hacer una relación de establecimientos, de plazas libres hosteleras o incluso viviendas que pudiésemos poner a disposición», ha añadido la alcaldesa.

De Andrés ha resaltado además que estas plazas son un recurso «muy especializado», porque estamos hablando de «poder atender en estas instalaciones a familias que tengan discapacitados intelectuales dentro de su seno», ha añadido la regidora socialista.

«Las hemos ofrecido con un planteamiento: ya que es un centro de discapacidad intelectual, entendemos que sería muy adecuado que la gente que viniera a este alojamiento fuera familias con alguien con alguna discapacidad intelectual, simplemente por optimizar más el recurso», ha recalcado.

Publicidad

La alcaldesa ha subrayado que el alojamiento ha sido una de las peticiones «más reclamadas por desde las organizaciones y desde el Gobierno de la Nación» por lo que también están explorando otras soluciones como pisos de alquiler, plazas hoteleras del municipio u otro tipo de instalaciones.

La gran carpa que instalada por el Ayuntamiento de Alcorcón en el Centro Unificado de Seguridad (CUS)/ Ayto. Alcorcón

Más de 140 refugiados empadronados

De Andrés avanzó la semana pasada que, desde que se inició la invasión de Ucrania, hasta 145 refugiados ucranianos se han empadronado en el municipio, de los cuales 96 de ellos son mujeres (el 66 por ciento) y 49 hombres (el 33 por ciento), además de que entre ellos hay 69 menores.

Además, hasta 195 personas de 61 familias diferentes han sido atendidas por los Servicios Sociales por cuestiones como el alojamiento, apoyo psicológico, tema de idiomas, ayudas económicas, empadronamiento, escolarización y temas de manutención.

El Ayuntamiento ya puso en marcha hace unas semanas un proceso de formación de un equipo de profesionales para la atención inmediata de los refugiados provenientes desde Ucrania con el fin de «paliar en la medida de lo posible los efectos de la guerra provocada por la invasión de la Federación Rusa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.