El Hospital Universitario Fundación de Alcorcón (HUFA) ha organizado con motivo del Día Mundial del Ictus, que se celebra el próximo 29 de octubre, una amplia agenda de actividades informativas y formativas para pacientes, familiares y ciudadanos en general sobre como actuar ante esta afección.

Puestos informativos en la entrada del hospital, formación para familias, talleres de cocina para personas con disfagia (una de las posibles secuelas tras un ictus) o sesiones de cine para reflexionar sobre el esfuerzo de un paciente tras sufrir un ictus, serán algunas de las actividades que se desarrollen a lo largo de esta semana.

La Semana del Ictus ha arrancado este martes con una escuela de familias, donde profesionales de la Unidad de Ictus del Hospital han enseñado a los participantes cómo intervenir en la estimulación precoz del paciente con daño cerebral a causa de un accidente cerebrovascular.

Desde el Hospital recuerdan que cada año se producen en nuestro país más de 100.000 ictus, de los cuales, aproximadamente, la mitad sufre secuelas o fallecen, de ahí «la relevancia de las acciones para prevenirlo y trabajar con pacientes que lo han sufrido, y sus familiares».

Hospital Fundación de Alcorcón

Agenda de actividades

Por ello, el objetivo de estas jornadas será sensibilizar sobre «la necesidad de prevenir el ictus y dar apoyo a pacientes y familiares», para lo cual, los días 26, 27 y 28, por la mañana, habrá una mesa de atención que incluirá la toma de tensión, entrega de documentación, información sobre asociaciones de pacientes, etcétera.

Por otro lado, se celebrarán tres sesiones de cine para mostrar el espíritu de lucha contra las adversidades tras sufrir un daño cerebral: mañana, miércoles, a partir de las 11.00 horas, se visualizará «A propósito de Henry», y a las 17.00 horas, ‘Háblame de ti’, mientras que el jueves 27, a las 11.00, llegará ‘La escafandra y la mariposa’.

Además, el jueves 27, de 17.00 a 19.00 horas se desarrollará un taller de cocina sobre elaboración de espumas y cremas para personas con disfagia, una de las posibles secuelas tras sufrir un ictus.

Finalmente, el viernes 28, a las 11.00 horas, se celebrará un pequeño concierto en el vestíbulo principal del hospital, con teclado, chelo y flauta travesera, interpretado por profesionales del hospital y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.