Publicidad

Francisco, enfermero valenciano, vino a finales de marzo a ayudar a Madrid y se marchará este mes “decepcionado” con el trato dado

REGIONAL/ 8 JUNIO 2020/ Mediados de marzo. La Comunidad de Madrid se convierte en el principal foco de contagios del nuevo coronavirus COVID-19 y la Consejería de Sanidad lanza una petición de ayuda desesperada para que sanitarios de toda España acudan en auxilio de los hospitales madrileños, que se encuentran al borde del colapso.

Francisco reside en Valencia, donde trabaja como enfermero, con su propia plaza pública. Sin pensárselo dos veces, responde a la llamada de la Comunidad de Madrid y pide una excedencia de tres meses para desplazarse a la capital para ayudar a sus compañeros sanitarios, como cientos de sanitarios de toda España.

Publicidad

Yo considero que ser español no es únicamente abrazar los símbolos como la bandera o el himno, hay que demostrarlo con hechos y cuando compatriotas de Madrid nos piden ayuda, yo decidí acudir a la llamada“, señala Francisco a Noticias para Municipios.

El estado, a través de Renfe, le paga el viaje en Ave a Madrid. Una vez en la capital, a finales de marzo, se aloja en el Hotel B&B Aeropuerto T1, en Barajas, ya que fue contratado en el Hospital de Alcalá de Henares, a escasos minutos del Hotel.

El Hotel B&B Aeropuerto T1, en Barajas, habilitado para los profesionales sanitarios en marzo

“Al principio todo fue muy bien. Allí conozco a sanitarios de otros puntos de Madrid y de toda España que van y vienen todos los días a los hospitales como el Príncipe de Asturias, donde estaba yo, el del Henares, en el municipio de Coslada, o el Hospital de Torrejón de Ardoz”, narra Francisco.

Publicidad

Además, desde el Consorcio Regional de Transportes se puso a disposición de todos estos sanitarios un servicio gratuito para desplazarse del hotel a los hospitales.

De Barajas a Parla

A los pocos días de comenzar mayo, nos comunican que tenemos que abandonar el hotel. La explicación que nos dan es que el hotel ya tenía que prepararse para reabrir sus puertas. Nos mandan a todos al Hotel Checkin Parla“, lamenta Francisco, que asegura que había “al menos 100 trabajadores de su hotel en su situación”.

Parla está a 80 kilómetros de su Hospital. Además, ya no hay transporte especial para los sanitarios. Tarda cerca de dos horas en desplazarse hasta Alcalá de Henares, ya que la combinación en transporte público “es malísima: tenemos que ir de Parla a Atocha, y de ahí coger la línea que va a Alcalá”.

Publicidad
Francisco en su puesto de trabajo en el Hospital/ Delta Press

Esto es una verguenza. Yo vine aquí para ayudar y con unas condiciones. Se nos dijo que se nos iba a prestar alojamiento gratuito, cerca de nuestro puesto de trabajo. Ahora nos mandan a 80 kilómetros. Nos dejan desamparados”, subraya Francisco, que avanza que su contrato acaba en principio el próximo 30 de junio.

Algunos compañeros se han tenido que alquilar alojamiento en Alcalá los días en cuyos turnos no tienen combinación con transporte público. Otros, como el propio Francisco, han tenido que desembolsar dinero propio para alquilar un vehículo con el que poder ir al hospital.

Personal “de usar u tirar”

No pienso continuar aquí. Lo siento mucho por los madrileños, que no tienen la culpa de nada, pero las condiciones han cambiado y, pese a que podría renovar hasta diciembre sin ningún problema, ya he tirado la toalla. Desde la Consejería no se nos ha dado ninguna alternativa”, se queja Francisco.

Este sanitario valenciano insiste en que no tienen ninguna queja del trato dado en los hospitales, ni tampoco del personal de ambos hoteles, tanto del de Barajas como el de Checkin Parla, donde están encantados con el personal que les acoge, pero reitera que las condiciones en las que accedieron a viajar a la capital han cambiado y esta experiencia les está costando dinero.

La Comunidad de Madrid ha sido generosa con nosotros hasta que dejó de serlo. Nos han dejado abandonados a nuestra suerte en hoteles lejanos de nuestros puestos de trabajo y hasta nos han suprimido el servicio de comida del mediodía. Nos han tratado como personal sanitario de usar y tirar“, recalca.

Aún así, Francisco dice que se vuelve “orgulloso” para Valencia, ya que vino aquí “para cumplir una misión”, para servir a los madrileños, y considera que eso “lo han hecho con creces”, pero “este maltrato al que nos están sometiendo no es asumible”.

La Comunidad de Madrid estará en deuda con nosotros. En mi caso concreto, les pienso reclamar las costas no previstas por su falta de compromiso para con los sanitarios que hemos llegado de fuera de Madrid”, asegura Francisco, que cuenta ya los días para volver a Valencia para reencontrarse con su familia.

Francisco junto a un compañero en el Hospital/ Delta Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.