Publicidad

La Asociación Madrileña de Enfermería (AME) ha denunciado que la Comunidad de Madrid vacunó al inicio del proceso de vacunación contra el Covid-19, que comenzó a finales de diciembre, a varias personas pertenecientes a congregaciones religiosas y conventos, a pesar de que el protocolo marcaba priorizar en residencias de ancianos y centros sanitarios.

Según asegura la ‘Cadena Ser’ con documentos del propio portal de la Transparencia de la Comunidad de Madrid solicitados por la asociación de enfermería, se habrían inoculado en los últimos días del año pasado más de 1.500 dosis en estos espacios a través de un contrato realizado por la vía de urgencia con Cruz Roja.

Publicidad

Teniendo en cuenta que el proceso de vacunación contra el coronavirus comenzó el 27 diciembre y ya no figuran dosis en congregaciones religiosas en enero en dicho documento, se deduce que solo habrían vacunado en estos lugares cuatro días. Luego se retomarían en marzo, aunque en un caso, el correspondiente a la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús, se retomó en febrero, con 67 dosis.

(Foto: Alberto Ortega/Ep)

«Es un escándalo. Se saltaron el protocolo de vacunación contra la Covid-19 para vacunar a domicilio de forma prioritaria a las congregaciones religiosas católicas madrileñas en diciembre. Denunciamos una absoluta falta de equidad en el acceso a la campaña de vacunación contra la Covid-19 en la Comunidad de Madrid. La única forma de garantizar esa equidad sería dirigir la vacunación desde los centros de salud», ha señalado AME en Twitter.

«Trato diferenciado»

Su presidente, Víctor Jiménez, ha señalado que solicitaron esta información al Portal de Transparencia porque querían conocer cuántas vacunas y donde administraron desde Cruz Roja, «tras la firma de un contrato que no entendíamos, y que ya criticamos en su momento, porque la Sanidad Pública tenía la capacidad con refuerzo para afrontar la campaña de vacunación».

Publicidad

«Nuestra sorpresa fue encontrar que se haya vacunado en diciembre a congregaciones religiosas porque ese contrato no fijaba esos lugares, que no son residencias ni centros sociosanitarios, que eran la prioridad. La Comunidad ha puesto como excusa que se trata de centros con residentes, pero no puede ser así porque están perfectamente separados en el documento de los geriátricos», ha indicado.

Varias dosis de la vacuna de Pfizer en el dispositivo puesto en marcha para vacunar contra el coronavirus (Foto: EP)

Jiménez critica el «trato diferenciado» a los religiosos que viven en congregaciones y conventos, cuando los madrileños de a pie mayores de 80 años «tuvieron que esperan hasta finales de febrero y marzo para poder ser inmunizados, y además tuvieron que trasladarse a centros y hospitales para ello; no fueron a su casa con la dosis como a estas congregaciones». «Es llamativo este trato especial y rocambolesca la situación, lo mires por donde lo mires, a no ser que el objetivo fuera evitar el control por parte de los servicios sanitarios públicos», ha apuntado.

Escudero asegura que se trata de «un error»

Ante esta cuestión, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha señalado esta mañana que se trata de un «error» el documento que asegura que se vacunó a través de Cruz Roja a órdenes religiosas en diciembre de 2020, ya que ese mes solo se recibieron 1.290 dosis que se pusieron «en una residencia pública, una privada y otra concertada».

Publicidad

«Comenzamos esa vacunación de esas órdenes religiosas que son residencias y que no estaban en nuestro registro, pero son personal vulnerable, cuando llevábamos cerca del 90% del resto vacunado», ha defendido Escudero, quien sitúa ese arranque en el mes de marzo de 2021. «Ese dato es una confusión», ha insistido.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Al hilo, ha explicado que el dato que aparece en el documento del Portal de Transparencia es el de «todo lo administrado en 2020» y que cuando arrancó la inmunización en esos centros religiosos «ya estaban dentro del protocolo porque son recursos residenciales donde viven mayores vulnerables».

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.