Publicidad

De esta manera, la comunidad educativa podrá compartir vehículo para trasladarse a las distintas facultades con menos emisiones de CO2

MÓSTOLES/ 2 MARZO 2021/ La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y la compañía de vehículos compartidos ‘Hoop’ han alcanzado un acuerdo mediante el cual los primeros 1.250 viajes que realicen sus estudiantes a través de la aplicación serán financiados por la universidad “con el objetivo de impulsar este modo de transporte”.

Ambas entidades ya alcanzaron en diciembre pasado un acuerdo mediante el cual impulsaban esta nueva alternativa al transporte público que ofrece ‘Hoop’, que ha desarrollado una aplicación móvil que pone en contacto a conductores y pasajeros con el fin de compartir vehículo y reducir, tanto gastos, como emisiones.

Publicidad

Los alumnos y alumnas de la URJC ya llevan un tiempo compartiendo coche gracias a esta aplicación, que supone una alternativa sostenible al uso privado del vehículo ya que “permite reducir de manera notable el tráfico entre los campus de la universidad y, por tanto, las emisiones de CO2, procedentes de los vehículos”.

Para disfrutar de esta ventaja, únicamente hay que introducir el código #URJCCOMPARTECOCHE en la aplicación de ‘Hoop’, donde el usuario ya deberá estar registrado.

Con este nuevo acuerdo ponemos en marcha e impulsamos un sistema para que nuestra comunidad universitaria puede compartir sus vehículos y con ello reduzcan las emisiones contaminantes del transporte privado”, ha destacado el vicerrector de Planificación y Estrategia, Andrés Martínez.

Publicidad

La plataforma sirve como punto de encuentro para miembros de la comunidad universitaria con trayectos similares, para lo cual “se realiza una gestión de los itinerarios compartidos de forma que los pasajeros pagan y los conductores cobran”, según ha señalado la URJC en una nota.

La empresa retiene el 10 % de este transacción y los pagos y los cobros se realizan a través de la plataforma. El coste para el usuario es muy competitivo e inferior al uso del coche propio y del transporte público”, subraya la universidad, que reitera que con este modelo se reduce “de forma significante la huella de carbono”.

Desinfección

Además, la compañía ha desarrollado sus propias medidas para frenar el avance del coronavirus y asegurar un desplazamiento de acuerdo a las normas de seguridad, de manera que el pago se realiza mediante la app, sin contacto físico, la mascarilla es obligatoria y el pasajero se sienta siempre en diagonal al conductor.

La compañía también ofrece un kit de desinfección a todos los conductores, de manera que el asiento trasero derecho y el vehículo estará siempre desinfectado.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.