Publicidad

La Asamblea de Madrid ha constituido este viernes la comisión de estudio para abordar el fenómeno de las bandas juveniles violentas, que estará presidida por el PP, con la diputada María del Mar Nicolás.

Según han elegido hoy los parlamentarios en la primera sesión de constitución de esta comisión, la vicepresidenta será para la diputada de Más Madrid Raquel Huerta y la Secretaría también la encabeza una diputada del PP, Elisa Adela Vigil.

Publicidad

El Grupo Parlamentario Popular presentó esta comisión con el objetivo de analizar el fenómeno de la violencia juvenil y especialmente de las bandas y con el que quiere generar «un espacio de reflexión» para acabar con «este problema».

En este sentido, el grupo considera que «el auge de las bandas juveniles violentas es un problema que preocupa a una inmensa mayoría de los madrileños y especialmente a las familias».

Por eso, entienden que la Asamblea de Madrid «es el lugar en el que se puede contribuir y abordar este fenómeno, analizar su origen, las consecuencias y cómo poner fin a ello, con la participación de todos aquellos actores involucrados».

Cuando se anunció la creación de esta comisión a raíz de las muertes violentas entre bandas durante el mes de enero, el consejero de Educación y Ciencia de la Comunidad de Madrid y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, precisó que la comisión de estudio buscará actuar antes de que «se produzca el machetazo», es decir, antes de que haya agresiones por parte de las bandas.

Incremento de delitos violentos

Ossorio justificó la creación de esta comisión porque desde hace un tiempo, según ha argumentado, «se ha observado un notable incremento de delitos de estas organizaciones con el uso de menores». En este sentido,explicó que el objetivo de la comisión sería actuar en las fases previas, antes del «machetazo», mediante la intervención de los servicios sociales, la educación o el empleo.

Paralelamente, en Madrid permanece activo el Plan Antibandas de la Policía Nacional. Este dispositivo ha permitido identificar a 32.297 personas, y detener a otras 304. Además, se han intervenido 124 armas y se han levantado 1.067 actas de droga en el plan de actuación contra las bandas juveniles violentas puesto en marcha el 10 de febrero, tras los dos asesinatos cometidos cinco días antes relacionados con pandilleros.

En los primeros veinte días del Plan, la Policía identifico a 11.725 personas, detuvo a 120, incautó 60 armas -navajas, cuchillos, machetes, palos, bates o puños metálicos, ninguna de ellas de fuego-, y levantó 463 actas por tenencia de droga. El operativo ha continuado en las siguientes semanas al mismo ritmo de intervenciones.

Vista general del hemiciclo, en una sesión de control (Foto: A. Martínez Vélez/Ep)

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.