Feministas se han mostrado «muy enfadadas», con «rabia» y «desolación» ante el repunte de asesinatos de mujeres por sus parejas o exparejas, en este mes de diciembre y, en concreto, en las últimas horas, cuando se han conocido cuatro casos en Toledo, Madrid, Alicante y Vizcaya.

Así, la Comisión 8M del Movimiento Feminista de Madrid se ha concentrdo este jueves frente al Ministerio de Justicia. «Salimos bajo el lema de ‘El feminismo responde’ porque estamos muy enfadadas, sentimos mucha rabia, mucha desolación, y cuando estamos juntas podemos denunciar de una manera más contundente. Necesitamos salir a gritar, a decir: ‘¡Basta ya!'», ha señalado la vocera de la Comisión 8M del Movimiento Feminista de Madrid Rocío Lleó.

Las feministas destacan que la mitad de las mujeres asesinadas habían denunciado y, o bien los jueces habían decidido no tramitar sus denuncias, o bien habían decidido que no requerían protección. Además, en el caso de las mujeres asesinadas que tenían orden de alejamiento, advierten de que pone en evidencia la necesidad de revisión de las medidas de protección.

«Vemos que aunque denuncien sigue habiendo una situación de peligro para las mujeres», ha precisado Lleó, al tiempo que ha pedido «no vincular los derechos a la denuncia».

No son casos aislados

En este sentido, avisan de que las violencias machistas «no son casos aislados», sino que se enmarcan en «un sistema que oprime a las mujeres». «Es una cuestión que tiene que ver con la educación afectivo sexual, con la formación de los cuerpos de seguridad, con una estructura patriarcal que tiene que transformarse», ha apuntado la vocera.

Respecto a los posibles motivos de este incremento del número de asesinatos por violencia machista en el mes de diciembre, Lleó ha explicado que esta violencia «se puede producir en cualquier momento» del año aunque el repunte podría deberse a que en estas fechas se pasa más tiempo en casa y se pueden producir más situaciones conflictivas.

En cualquier caso, ha insistido en que lo importante no es la época del año en la que se producen los asesinatos sino el por qué de estos. «Por qué se siguen produciendo estos asesinatos, por qué la respuesta que se está dando desde el Estado no está sirviendo», ha planteado.

Valorar el riesgo de las víctimas

Ante este «mes negro», la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha pedido prestar «especial atención» a la valoración del riesgo de las víctimas de violencia de género.

«Una de las cuestiones a las que hay que prestar especial atención este año es que por primera vez estamos viendo que se está duplicando el número de víctimas mortales que habían presentado denuncia, ahora prácticamente son la mitad y está mal fallar a las mujeres, es una desgracia que no se puede permitir», ha denunciado Besteiro.

A partir de los datos actualizados de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, de las víctimas mortales por violencia machista en 2022, un 41,6% de ellas, 20 de las 48 mujeres asesinadas, habían presentado denuncia contra su pareja o expareja.

Ante este repunte, la presidenta de Mujeres Progresistas ha reclamado una mayor formación de los operadores jurídicos y, sobre todo, valorar mejor el peligro que corre la víctima. Precisamente, ha puesto de manifiesto que, de las mujeres asesinadas en lo que va de año, «solo cuatro tenían medidas de protección vigentes».

En concreto, ha señalado que un «dato muy preocupante» es que «son muy pocas las peticiones de valoración forense». Además, ha lamentado que las Unidades de Valoración Forense Integral previstas en la ley contra la violencia de género «todavía no existen en todas las comunidades autónomas» o no disponen de «los medios suficientes».

Ineficacia del gobierno

Por su parte, el Partido Feministas al Congreso (PFAC) ha acusado al Gobierno de «inactividad e ineficacia» para tomar las medidas necesarias para combatir la violencia contra las mujeres.

«Hablar de ‘repuntes’, como si se tratara de una enfermedad inevitable, es menospreciar el problema, y decirle a la población que extreme las precauciones, como si hubiera un asesino en serie suelto del que hay que protegerse, no es feminista, es, sencillamente, eludir responsabilidades», denuncia PFAC.

A su juicio, hacen falta «auténticas políticas feministas contra la violencia machista: educativas (en todos los tramos de la enseñanza), formativas (para profesionales de todos los ámbitos implicados), protectoras (para las mujeres víctimas) y publicitarias (poniendo el foco en los hombres)».

En estos momentos, son 48 las víctimas confirmadas por violencia machista en 2022, aunque este número podría aumentar en las próximas horas de confirmarse otros dos casos que están en investigación en Madrid y Benidorm (Alicante). De este modo, diciembre de 2022 podría convertirse en el mes de diciembre más mortal desde que se tienen registros.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.