Publicidad

El Hospital público Infantil Niño Jesús de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una Unidad de Hospitalización Psiquiátrica a Domicilio (UHPaD) para niños y adolescentes, la primera de este tipo en España.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, acompañado de la coordinadora de la Oficina Regional de Salud Mental y Adicciones, Mercedes Navío, ha conocido hoy el funcionamiento de este servicio en vísperas del Día de la Salud Mental, que se conmemora cada 10 de octubre.

Publicidad

Este recurso asistencial ofrece cuidados psiquiátricos, psicológicos y de enfermería de rango hospitalario en el domicilio de niños y adolescentes, con la participación activa de la familia, en casos que no requieren ingreso en el propio hospital pero, por la patología que presentan, sí precisan tratamiento y asistencia muy intensiva y compleja que pueden recibir en su propia casa a cargo de un equipo multidisciplinar.

Se trata de un programa pionero del Hospital Infantil Niño Jesús que tiene como objetivo conseguir la estabilización clínica de los episodios agudos de origen psiquiátrico de los niños y adolescentes que, por su complejidad o gravedad, no pueden ser atendidos en otros dispositivos de menor intensidad de tratamiento, facilitando la recuperación en su entorno y mejorando la calidad del cuidado y el confort en estas etapas complejas de su tratamiento.

También permite a la familia una implicación más activa en los cuidados, pudiendo acompañar al paciente durante todo el proceso de recuperación, mejorando así su comprensión, conocimiento y capacidad para atender aquellas situaciones que pueden derivarse del estado de salud mental de su hijo.

Publicidad
Hospital Niño Jesús/ Comunidad de Madrid

En su entorno natural

La hospitalización en el domicilio facilita el tratamiento en el entorno natural del paciente, su casa, consiguiendo que los cambios conseguidos sean más firmes y estables.

Además, tanto el niño como la familia no modifican tan dramáticamente sus rutinas personales, familiares, sociales y/o académicas. El menor puede seguir recibiendo sus clases y realizar algunas de sus actividades habituales, en la medida que su estado clínico lo permita, evitando su dependencia del hospital y sentirse estigmatizado.

Por otro lado, la hospitalización domiciliaria permite al personal sanitario tener una mayor comunicación con el paciente y sus padres, y un mejor conocimiento del ámbito familiar, esencial para poder modificar, juntos, dinámicas cotidianas que pueden contribuir al mantenimiento de algunas patologías.

Publicidad

Asimismo, esta fórmula contribuye a mejorar la gestión de los recursos hospitalarios, aumentar la disponibilidad de camas, así como acortar o evitar los periodos de estancia hospitalaria. También potencia la comunicación y cooperación entre distintos niveles asistenciales, servicios del hospital y otros recursos de la Comunidad de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.