Elegía siempre víctimas de edad y pagaba con sus tarjetas bancarias al hacerse con el PIN

REGIONAL / 17 MAYO 2021 / Agentes de la Policía Nacional han detenido a un conductor de un vehículo de servicio público por estafar a 10 clientes más de 10.000 euros al pagar con sus tarjetas bancarias.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el detenido -que actuaba en la Comunidad de Madrid- elegía siempre víctimas de edad y, cuando le entregaban la tarjeta, la introducía al revés en el datáfono alegando problemas de cobertura para poder captar el número PIN.

Publicidad

Posteriormente, realizaba reintegros de efectivo, obteniendo así más de 10.000 euros. Hace dos años, fue arrestado por cometer 40 hechos delictivos utilizando este mismo procedimiento.

La investigación se inició el pasado mes de marzo, a raíz de la denuncia de una persona tras haber detectado reintegros en su tarjeta que él no había realizado.

Además, observó que tenía en su poder una tarjeta a nombre de otra persona. Una vez comenzaron las tareas de averiguación, los agentes comprobaron que dicha tarjeta figuraba como denunciada también por cargos fraudulentos.

Elegía víctimas de edad

El modus operandi era siempre el mismo, cuando los clientes querían abonar la carrera con tarjeta, el detenido la introducía del revés en el datáfono y simulaba problemas de cobertura. De esta forma, lograba que las víctimas marcaran el código secreto varias veces para poder memorizarlo.

Publicidad

En un momento de descuido, cambiaba la tarjeta por otra de idénticas características pero a nombre de otra persona, que previamente había sido víctima de la misma estafa.

Una vez identificado, los agentes detuvieron el pasado miércoles a este conductor como presunto responsable de 11 delitos de hurto y 10 delitos de estafa. Constataron que había 10 personas afectadas a quienes estafó casi 10.000 euros.

Detenido en 2019

Los policías comprobaron que este mismo varón había sido detenido hace dos años por utilizar el mismo método delictivo con el que se apropió de más de 26.000 euros de 40 clientes.

La investigación continúa abierta puesto que no se descarta que haya más víctimas, ya que descubrieron que muchas de ellas no se habían dado cuenta de estos cargos fraudulentos o de que tenían en su cartera la tarjeta de otra persona.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *