Publicidad

Los rapaces tienen dificultad para encontrar presas en la Sierra y en el sur de Madrid hay superpoblación de conejos

REGIONAL / 29 FEBRERO 2020 / La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha puesto en marcha un programa de capturas de conejos, con superpoblación de la zona sur y sureste de la región, para soltarlos en la Sierra y que así sirvan de alimento a águilas reales, ya que estos rapaces tienen dificultad para encontrar presas.

Sobre la superpoblación de cabras montesas en la Sierra, Martín ha explicado que la ha provocado la ausencia de depredadores en la zona y que cuentan con un ecosistema “amable” en el que habitar. “Como con los conejos, buscamos una distribución equilibrada y que un ámbito no se concentre un número muy elevado de ejemplares”, ha apuntado.

Publicidad
Publicidad

En una entrevista concedida a Europa Press, la titular regional de Medio Ambiente también ha hablado de la llegada de jabalíes a zonas urbanas de la región, incluso recientemente a puntos de la capital como Las Tablas.

“Los expertos dicen que cuando existe esta población de jabalíes o de cualquier animal salvaje habla bien del estado de situación de los montes. La Comunidad está manteniendo su control para que no continúe subiendo y se hacen capturas periódicas para controlar la población de jabalíes. Estamos dando autorizaciones a los municipios para capturas cuando entran en su término municipal. En este sentido estamos colaborando con los ayuntamientos y asesorándoles. Ya lo hemos hecho con Madrid, Las Rozas, Villalba y Majadahonda, entre otros”, ha detallado.

La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín – Marta Fernández Jara – Europa Press
La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín – Marta Fernández Jara – Europa Press

Población de Lobos

Respecto a la población de lobos, especie protegida, Martín ha asegurado que en estos momentos hay cinco manadas en la región, entre 35 y 40 ejemplares, la mayoría distribuidos por la Sierra Norte. Además, están trabajando con los ganaderos, “que están realizando una labor extraordinaria para minimizar en la medida de lo posible su impacto”.

Según ha explicado, este año por primera vez el Ejecutivo autonómico ha puesto en marcha un plan de acción para controlar las injerencias de lobos en explotaciones ganaderos, además de mantener una línea de inversiones para mejorar infraestructuras ganaderas como vallas y elementos disuasorios.

Asimismo, la Consejería está desarrollando un proyecto piloto de geolocalización de lobos, colocándoles un collar para conocer su comportamiento, costumbres y desplazamiento y así “poder avisar a los ganaderos cuando estén cerca”.

La consejera de Medio Ambiente cree compatible mantener la biodiversidad madrileña con el apoyo a la caza “dentro de los límites de la normativa” y a la tauromaquia, ya que “hay un gran sector que se desarrolla y vincula a este mundo y el de las fincas, que conocen mejor que nadie la conservación del entorno natural y la biodiversidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.