Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no colgará la bandera LGTBI en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia regional, con motivo del Día Internacional del Orgullo pero sí iluminará su fachada con los colores arcoíris.

Así lo ha desgranado la dirigente madrileña, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se ha celebrado en Tres Cantos, tras la polémica surgida porque el Ayuntamiento de la capital, que dirige José Luis Martínez-Almeida, actuará de la misma forma.

Publicidad

La dirigente madrileña ha señalado que en la Puerta del Sol seguirán luciendo las «banderas oficiales» (las de la Comunidad, la de España y la de la Unión Europea). «Lo que vamos a hacer, como el año pasado, es por el Día Internacional del Orgullo LGTBI iluminar la Real Casa de Correos, la fachada», ha manifestado a continuación.

Asimismo, ha sostenido que van a poner a disposición de todos los ciudadanos, en especial esos días que van a tener «aún más visitas», todos «los servicios públicos de la Comunidad para que todo se celebre con éxito».

Fachada del la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid (Foto: EP)

Precisamente, el alcalde de la capital ha reprochado este miércoles que se generen polémicas con el objetivo de «patrimonializar el Orgullo y al colectivo LGTBI», al tiempo que ha defendido que la enseña arcoíris estará presente mediante la iluminación de la fuente de Cibeles y el Palacio sede del Consistorio de la capital.

Son las primeras declaraciones del alcalde, ofrecidas a los periodistas a la puerta de Ifema Madrid, después de que ayer dos de sus concejales (José Fernández y Almudena Maíllo) abandonaran la presentación del Mado después de que la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Uge Sangil, acusara al regidor de «lgtbfobia» y de «no representar a todos los ciudadanos» por no colocar la bandera en Cibeles.

«Respeto todas las opiniones, tanto las positivas como las negativas, pero no comparto la opinión. No hay homofobia institucional», ha señalado Almeida, quien ha negado polémicas con la celebración del Orgullo, pues «se va a celebrar como todos los años, se van a reforzar los servicios públicos al ser el primer año de normalidad tras la pandemia, y el Ayuntamiento es el principal patrocinador».

En este punto ha precisado que no encontrarían al alcalde «en polémicas estériles, inútiles, que no afectan a la celebración del Orgullo y que no solucionan problemas reales de los madrileños».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.