Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha preguntado este lunes, «ahora que el presidente del Gobierno (Pedro Sánchez) diferencia a España y País Vasco como dos países», a cuál de los dos pertenecía Miguel Ángel Blanco y «si le mataron por ser un vasco incómodo o un español valiente, o un vasco valiente o un español incómodo».

«Es un sinsentido», ha manifestado durante el acto de conmemoración del 25º aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco que organiza la fundación que lleva su nombre y que se ha celebrado este lunes en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Publicidad

En esta cita se ha premiado, además, a la presidenta con el galardón ‘A la convivencia’, concedido a la sociedad madrileña por el apoyo a los exiliados del País Vasco a causa del terrorismo. También se ha reconocido al presidente del PP Vasco, Carlos Iturgaiz, a la historiadora Carmen Iglesias y el grupo estudiantil constitucionalista S’ha Acabat!.

Para Ayuso, cuando se habla de lo sucedido no se refieren solo al pasado «sino al presente y al futuro» porque no solo les preocupa «el olvido a las víctimas, su desprecio y su ofensa, lo que no es poco», sino también «el futuro que le espera a una nación donde no se respeta ni la ley, ni la verdad, ni las decisiones judiciales, ni la memoria».

«No logramos entender qué pretende redactar Sánchez y Bildu en base a su propia memoria y que resulte democrática cuando nadie más lo ha elegido. No sé en qué momento un socialista y un político que defiende etarras pueden ver lo que ha pasado y pasa en España desde el mismo punto de vista. Sí sé que la historia tratada como ciencia apela sencillamente a la verdad y la verdad es que una banda quiso adueñarse del destino de España por la fuerza porque a través de la palabra eran incapaces de convencer a nadie», ha declarado.

Por ello, ha recordado que para eso «mataron, secuestraron, extorsionaron, acosaron, expulsaron y destrozaron» y ha reivindicado que hoy «mientras el PP, UPN, PSOE, Ciudadanos o Vox no tengan posibilidades de acceder al Gobierno autonómico o mientras el PNV se vaya debilitando hasta ser finalmente apartado todo lo que ha hecho ETA le ha sido rentable».

Para la presidenta, «Bildu está políticamente más fuerte que nunca y cerca de su sueño». Además, ha remarcado que «la cuenta se está pagando con escaños, fondos públicos, presos en casa, homenajes» mientras la Transición y la Democracia españolas están «rescritas a conveniencia». Lo que considera «un negocio redondo».

«Un negocio» que, según la ‘popular’, «están pagando los más jóvenes que no verán sus opciones políticas llegar libres al Gobierno vasco y ellos tampoco irán libremente a formar parte de una lista política en su región por miedo». En este punto, se ha preguntado si el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, asumiría «qué el PP gobernará el País Vasco».

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y la hermana de Miguel Ángel Blanco, Marimar Blanco (c), a su llegada a la entrega de premios del XXV Aniversario de la Fundación Miguel Ángel Blanco. Marta Fernández / Europa Press 11/7/2022

«Cobardes y miserables»

Ayuso ha hecho hincapié en que, en el caso de Miguel Ángel Blanco, murió «arrodillado y maniatado con un tiro en la cabeza en un bosque» mientras «Otegi, el que aspira a lendakari, pasaba un día de playa». «Hay que ser cobardes y miserables», ha lanzado.

«Mientras uno disfrutaba del mar, unos padres, una hermana, un pueblo y un país sentían como suya la angustia de no saber de aquel joven inocente y de un chantaje que ponía en jaque a nuestra democracia, algo que afortunadamente el Gobierno de Aznar no tolero. España entera se echó a la calle», ha trasladado a continuación.

La presidenta madrileña ha remarcado que «ETA convirtió a Miguel Ángel en un símbolo para todas las familias españolas» y ha incidido en que «han pasado 25 años de la rebelión cívica y política que se produjo contra ETA y su entorno, de aquel espíritu, el de Ermua».

«No encuentro un solo motivo para después de aquello traicionar a una nación o a su historia, ¿si ETA tuvo que dejar de matar contra su voluntad por qué premiarla después?», ha declarado.

Ayuso ha puesto el foco en que en estos días se habla otra vez «de todo lo que el entorno de ETA está consiguiendo al ser una pieza clave que sostiene al Gobierno de Sánchez». «Poco más puede añadir a lo que estamos viendo. Solo espero que los jóvenes españoles lean y escuchen todo lo que está pasando y analicen esta deriva para concluir a dónde nos llevan», ha apuntado.

Además, espera «que sepan prevenirse del odio, de las imposiciones, que sean críticos ante las posiciones intolerantes y les planten cara desde el primer minuto así como que exijan a su gobierno «conocer la Historia de España tal y como fue y por orden cronológico».

«Si hablar de la dictadura franquista es rabiosa actualidad, hablar de ETA es urgente y si quieren un mundo más justo que pidan que las condenas, la ley y todas las víctimas sean respetadas del bando, de la región, de la condición o del partido que sean», ha manifestado.

A su parecer, «un estado democrático no puede legislar sobre la Memoria y menos presentarla cómo reparadora, inclusiva y plural cuando tiene la mitad del Parlamento en contra» y una «democracia no puede establecer una memoria única y oficial pero, sobre todo, una democracia no puede permitir que sean sus enemigos declarados los que decreten esa memoria». Considera que se está «ante la mayor infamia política de la historia reciente de España».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.