El Gobierno ha aprobado un plan de contingencia compuesto por un total de 73 medidas con el objetivo alcanzar un ahorro adicional en el consumo de gas natural en el país de entre un 5,1% y un 13,5% entre el pasado mes de agosto y mayo de 2023, el período establecido por la Comisión Europea, de cara a afrontar este otoño/invierno en el contexto actual de crisis por la guerra de Ucrania.

Así, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha señalado que con este plan, denominado ‘Más Seguridad Energética’, se quiere «reforzar la visión estratégica y garantizar la asequibilidad del precio energético y la solidaridad con el resto de europeos».

Para la elaboración de este plan se han recibido más de 90 propuestas, según ha señalado Ribera, para trabajar en un documento «construido desde el diálogo» y que, en la medida de la volatilidad del actual contexto, la intención es que sea actualizable.

Este ahorro, con arreglo a la media de los últimos cinco años, sería adicional, ya que actualmente las reducciones en la demanda nacional se situarían en torno al 14%, con lo que España cumpliría así ya con el compromiso adquirido ante Bruselas de un recorte de en torno al 6,4% en el periodo, según indicaron en fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Asimismo, añadieron que el grado de cumplimiento hacia el lado más bajo o alto de la horquilla dependerá del nivel de penetración de las distintas actuaciones.

Seis grandes bloques

En concreto, el plan de 73 medidas se engloba en seis grandes bloques: El ahorro y la eficiencia, el impulso a la transición ecológica, la protección de los consumidores, la fiscalidad, la autonomía energética y la solidaridad con Europa.

Entre las principales medidas, de las que se debe desarrollar en el mínimo plazo su marco regulatorio para su aplicación, figuran ampliar la protección de los consumidores vulnerables -con una mayor cobertura para el bono térmico y eléctrico y una mayor cantidad de población con protección-, así como trabajar en una propuesta para las calderas comunitarias -unos 1,6 millones de hogares que actualmente no se pueden acoger a la TUR del gas natural– de cara a rebajar su factura este invierno, precisaron fuentes del Ministerio.

Autoconsumo

Además, el Gobierno seguirá impulsando el autoconsumo con otros 500 millones de euros adicionales de ayuda a los ya 900 millones de euros aprobados y con la ampliación de los 500 metros para el autoconsumo a través de la red.

También se incluye la aprobación de más ayudas fiscales para fomentar la inversión de los hogares en transición energética, en cuya concreción se está trabajando

Asimismo, el plan plantea la introducción de una mayor transparencia en las facturas de luz y gas, con consejos para el ahorro e información del consumo energético que existe en el propio código postal. Además, se quiere recoger de manera más clara el efecto de la llamada ‘excepción ibérica’, ya que el Ejecutivo considera que ha causado mucha confusión en los consumidores.

1.000 millones al PERTE Verde

Además, las medidas también están orientadas a impulsar la financiación pública para las pymes, con un ‘kit verde’ del ICO para renovables y medidas de ahorro y eficiencia, así como a dar más apoyo a la industria, con la ampliación de 1.000 millones de euros al Perte de renovables, hidrógeno y almacenamiento, junto a un Perte de descarbonización de la industria y el acompañamiento a los sectores productivos.

Igualmente, el Gobierno quiere que el sector público contribuya a alcanzar los objetivos de este plan con medidas encaminadas al ahorro energético en los edificios públicos, el impulso de las instalaciones de autoconsumo o contratos de rendimiento energético en las administraciones públicas, permitiendo reducir consumos sin recurrir a inversiones iniciales por parte de la Administración.

En este sentido, se fomentará las mejoras en la sustitución del alumbrado público y los servicios energéticos, para el que se han destinado 100 millones de euros.

Ajuste de las administraciones públicas

En lo que respecta al alumbrado especial de cara a Navidad, señalaron que el plan no hace ninguna referencia específica y que tan solo se plantea que todas las administraciones públicas ajusten su consumo energético allá donde puedan. De esta manera, se dejó claro que no se va prohibir nada, sino que se va a pedir que se modere el consumo donde se vea que existe margen, y todo desde el consenso.

En el caso de las grandes empresas, se piden planes de contribución al ahorro energético y cómo pueden poner de manifiesto y contribuir a este reto país.

Maximizar la capacidad exportadora

El plan también apuesta por la mejora de las infraestructuras para maximizar la capacidad exportadora de energía a otros socios europeos y fomentar así la solidaridad con los países vecinos. En este sentido, se incluyen las infraestructuras gasistas de El Musel -que supone añadir un 4% a la capacidad de almacenamiento de los estados miembros (excluyendo España y Portugal), así como Irún y la planta de Barcelona como puente naval España-Italia con cargos de GNL pequeños.

También se busca dar una mayor flexibilidad a la planificación de la red de transporte, actualmente vigente para el periodo 2021-2026, y se tramitará una modificación puntual lo antes posible, con el objetivo de lanzar en enero un nuevo proceso de planificación que permita impulsar la integración de las renovables.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.