COMUNICADOS / 08 MARZO 2021 / Los últimos meses han sido un calvario económico para muchas familias, y lo que tenemos por delante todavía no está tan claro como nos gustaría. En esta situación, se ven comprometidos nuestros ahorros o, por lo menos, nuestra capacidad de ahorrar; por lo que ante una situación imprevista tenemos que hacer uso de un préstamo personal.

Hoy queremos hacer un repaso por las principales causas que nos llevan a solicitar un préstamo, pero queremos recordarte que a través de la web de www.moneyman.es tendrás acceso a unas condiciones increíbles. Ten en cuenta todas las opciones a la hora de acceder a una de estas herramientas financieras y analiza tu situación antes de embarcarte en un proyecto como estos.

LAS PRINCIPALES RAZONES PARA SOLICITAR UN PRÉSTAMO

Comprar un coche

Posiblemente la motivación más habitual a la hora de acceder a un préstamo (con permiso de las hipotecas, pero eso es otro cantar). Ya sea nuevo o de segunda mano, es posible que nos veamos obligados a cambiar de coche porque seamos uno más en la familia (y necesitemos uno más grande) o busquemos un segundo coche por cuestiones laborales.

También puede ocurrir que tengamos que hacer frente a una avería muy grave del coche y eso suponga un desembolso extra con el que no contábamos. En muchas ocasiones es mejor pedir un préstamo y recuperarnos poco a poco que abonar el importe completo de la reparación y quedarnos sin blanca.

Pagar un tratamiento médico

Vivimos en un país en el que, por suerte, muchas de las necesidades médicas están cubiertas por la Seguridad Social. Pero en otras ocasiones tenemos que hacernos cargo de gastos más importantes que no se contemplan en el sector público, y la opción de un préstamo es más que interesante.

Puede que no sea únicamente por motivos de salud, la estética también es algo que requiere un buen desembolso de dinero. Tratamientos dentales con implantes o algunas operaciones de cirugía estética son solo algunos de los ejemplos con los que podemos encontrarnos.

Hacer reformas en casa

El momento de hacer reformar en nuestra vivienda supone un cambio importante en nuestro día a día. Ya sea por una cuestión de necesidad o porque queremos cambiar alguna distribución a nuestro gusto, se trata de un gasto considerable y en muchas ocasiones debemos pedir un préstamo para poder afrontarlo.

Como decimos, a veces es casi innegable que necesitemos renovar la instalación eléctrica o pintar la vivienda para evitar humedades. O, simplemente, es necesario un mantenimiento tanto estructural como de mobiliario y electrodomésticos. Como cualquier bien material, las casas también envejecen y debemos tratar de conservarlas lo mejor posible.

Comenzar nuevos estudios

Ya sea porque tus hijos comienzan su carrera universitaria o porque quieras renovar tu currículo con un nuevo máster en tu sector, lo que está claro es que la educación superior tiene un precio que debemos pagar. En estos casos, acceder a un préstamo puede ser la mejor opción, que pagaremos durante el tiempo que dure este periodo formativo.

Teniendo en cuenta lo difícil que es encontrar un trabajo en algunos ámbitos y lo competitivas que son algunas áreas, debemos estar preparados para ser el mejor candidato en una entrevista. Al final, la inversión en educación nos será devuelta en forma de una mayor calidad de vida en el futuro.

Viajar (por fin)

Después de todo lo que hemos pasado (y estamos pasando), somos muchos los que estamos deseando viajar para desconectar durante unos días. Ya sea el viaje con el que llevas soñando tanto tiempo al otro lado del mundo o una escapada de fin de semana a la sierra, todos sabemos que viajar no es precisamente barato.

Muchas personas prefieren solicitar un crédito para ir pagando poco a poco ese ratito de felicidad y relax que necesitamos de vez en cuando. Así puedes volver a casa y llenar la nevera sin tener que agobiarte por las próximas facturas.

En definitiva, esto son solo algunos de los motivos principales que nos llevan a pedir un préstamo personal. A diferencia de otros modelos (como la mencionada hipoteca), estos préstamos suelen ser más sencillo de obtener, incluso de forma online de manera casi instantánea. En muy poco tiempo y sin necesidad de hacer mucho papeleo, tenemos el dinero listo para nuestro próximo proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.